La geobiología es la disciplina que estudia el asentamiento de los seres vivos en un lugar determinado. Los seres vivos nos movemos por una interacción con las radiaciones que vienen del espacio y otras que vienen del propio planeta, y tenemos una capacidad de adaptación y una funcionalidad que hacen que podamos buscar el mejor lugar para establecernos. Los humanos en esta “sociedad civilizada” somos los seres vivos que menos hemos desarrollado o que más hemos perdido estas capacidades, aunque la buena noticia es que podemos recuperar esa sensibilidad perdida.

Ejemplos:

Los árboles se tuercen, pero a menudo no es por el viento, sino porque el mismo árbol crea mecanismos de protección: si hay una alteración telúrica (como fallas, agua, líneas o vetas minerales), tienden a torcerse para alejarse de ella, algunos de forma importante. Normalmente esto se observa en los que son plantados de forma forzada, o sea, por el ser humano, que no conoce la zona y no percibe conscientemente esas alteraciones. Así, de forma natural, este árbol se retuerce, se aleja, crece en forma de espiral, desarrolla tumores en el tronco, etc. Aquí os pongo una foto de ejemplo:

arboles-torcidos-por-alteraciones

Los animales de granja tambien están expuestos a estas alteraciones, ya que en muchas explotaciones o granjas los corrales no están bien ubicados y esto tiene un impacto: enfermedades, comportamiento alterado, poca producción de leche en el caso de las vacas, etc…

El ejemplo es claro en este experimento del Dr. Jenny en los años 30, en el cual se observa la interacción de un ser vivo en las alteraciones telúricas:

dr-jenny-medico-de-aura-e-ingeniero-lienert-1932-1939

La geobiología es importante y su impacto es muy exponencial hoy en día porque, además, cada vez estamos más expuestos a radiaciones artificiales creadas por el ser humano: radiaciones de baja frecuencia (todo lo relacionado con la electricidad que pasa por el cableado) y radiaciones de alta frecuencia (todo lo inalámbrico o sin cables).

Torres de alta tensión, transformadores, cuadros eléctricos, antenas de telefonía móvil… existen cada vez más estudios que los relacionan con diversos daños que, por supuesto, tienen su afectación en las personas y en los animales del mundo rural. Como seres vivos que son, el metabolismo de los animales de granja sufre el impacto de estas radiaciones y pueden por tanto verse afectados en el peso, la producción, el estrés y más enfermedades, incluso hasta llegar a la muerte. Aquí tenéis algún ejemplo:

Recientemente se está llamando la atención sobre un hecho, que en realidad se da desde ya hace tiempo, que es la extinción masiva de abejas (Colony Collapse Disorder o Desórden de Colapso de la Colonia). En los últimos 20 años, se ha dado un creciente número de colapsos inexplicables de colmenas, llevando en algunos lugares a la extinción masiva de abejas, con tasas de mortalidad del 70% y alcanzando el 98% por ejemplo en cuatro especies americanas. Se han observado alteraciones también en colonias de aves migratorias y mariposas. La mayor parte de la investigación de estos preocupantes desórdenes se centra actualmente en los microbios, los pesticidas y otras influencias ambientales. Sin duda todos esos factores les afectan mucho a las altamente sensibles abejas, pero falta por parte de muchos estamentos tener en cuenta las influencias ambientales de las radiaciones. Diversos experimentos han empezado a demostrar que ciertos efectos nocivos pueden deberse a la contaminación electromagnética (como las redes de telefonía móvil), contribuyendo a la muerte de las abejas (por ejemplo Stever y Kuhn, Uni Landau ).

abejas-en-peligro-por-radiofrecuencias

La contaminación electromagnética está lejos de ser reconocida, debido a los intereses que están creados en torno a la tecnología que la produce. En conjunto, sin embargo, es indudable que todas las especies se guían y deben su orientación al campo magnético de la tierra y tienen una sensibilidad probada a la radiación electromagnética. Nos conviene tener estos impactos muy en cuenta, aunque sea información molesta para algunos.

terneros-expuestos-a-radiaciones-artificiales

Las líneas de alta tensión y, sobre todo, las antenas de telefonía móvil, tienen mucho que ver con la salud de los animales. Esta es una parte importante de la geobiología, y es que tener en cuenta los contaminantes ambientales artificiales, así como las radiaciones que emite la tierra en diferentes puntos, hoy por hoy debería ser un aspecto decisivo en cualquier ámbito. En una producción agro-ganadera, concretamente, tener todo ello en cuenta nos ayudará a evitar y prevenir ciertas afectaciones nocivas, llegando a suponer una diferencia importante en la rentabilidad y salud de la producción y de todos los seres vivos implicados.

Aquí os dejo con unos ejemplos claros de afectación:

https://radiaciones.wordpress.com/2014/04/07/suiza-investiga-el-dano-por-radiacion-en-los-animales-de-granja/

https://radiaciones.wordpress.com/2015/05/11/la-radiacion-de-las-estaciones-de-base-altera-la-actividad-de-las-proteinas-redox-en-bovinos/

https://radiaciones.wordpress.com/2012/02/23/terneros-con-ceguera-causa-antena-de-telefonia-movil/

comentarios
  1. […] más y más temas conectados. Llevamos unos meses investigando la Radiestesía y la Geobiología y cómo influyen en el bienestar y salud de personas, animales y plantas, y por tanto en la calidad de vida y en la rentabilidad… ¡y lo que estamos descubriendo y […]

  2. Veronica dice:

    Hola Joan: gracias por toda la información que nos compartes. Estoy muy al pendiente. Saludos!. Verónica.

    ________________________________

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s