Posts etiquetados ‘cableado electrico’

Está claro que los campos magnéticos de baja frecuencia han sido siempre caballo de batalla contra la contaminación electromagnética, todo el mundo sabe lo dañino que es un línea de alta tensión para la salud sino se toman distancias. Y siempre se ha relacionado con la leucemia.

Trabajadores expuestos a campos magnéticos de baja frecuencia

Pero los recientes hallazgos nos dicen que estamos demasiado expuestos en el mundo laboral, recuerdo ya unos años, en Navarra, en un pueblo del norte hablando con una persona que trabajaba en una fundición diciendo que todos estaban enfermando, los campos magnéticos de las resistencias eléctricas estaban enfermando a los trabajadores, y lo que es la vida cambiando el carbón (contaminación atmosférica), por contaminación electromagnética, tristemente hay muchísimas personas expuestas en su lugar de trabajo, por ejemplo los soldadores de taller, algunos tienen e soldador manual pequeño con el cable corto, expuestos a las radiaciones emitidas.

Cables de baja tensión en paralelo, generan campos magnéticos altos

Pero ya estamos hablando de trabajos no tan expuestos, sino electrificados, cableado, cuadros eléctricos, transformadores, maquinaria menor diversa.

ANSES ha realizado un buen trabajo de prevención y aboga por cambiar normativa ante tanta contaminación, os dejo con el el resumen de su página

La Agencia Francesa de Alimentación, Medio Ambiente y Seguridad y Salud Ocupacional ha publicado una nueva evaluación de expertos sobre los efectos en la salud asociados con la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia. En vista de los datos disponibles, la Agencia está reiterando sus conclusiones del 2010 sobre la posible asociación entre la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia y el riesgo a largo plazo de leucemia infantil. También está reiterando su recomendación de no construir nuevas escuelas cerca de líneas eléctricas de muy alto voltaje. Al mismo tiempo, la Agencia subraya la necesidad de gestionar mejor la exposición laboral para los empleados que podrían estar expuestos a altos niveles de campos electromagnéticos, en particular las mujeres embarazadas.   La Agencia Francesa de Alimentación, Medio Ambiente y Seguridad y Salud Ocupacional está publicando una nueva evaluación de expertos sobre los efectos en la salud asociados con la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia. En vista de los datos disponibles, la Agencia está reiterando sus conclusiones de 2010 sobre la posible asociación entre la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia y el riesgo a largo plazo de leucemia infantil. También está reiterando su recomendación de no construir nuevas escuelas cerca de líneas eléctricas de muy alto voltaje. Al mismo tiempo, la Agencia subraya la necesidad de gestionar mejor la exposición laboral para los empleados que podrían estar expuestos a altos niveles de campos electromagnéticos, en particular las mujeres embarazadas.  

Esta nueva evaluación de expertos de ANSES buscó analizar todo el nuevo conocimiento científico disponible sobre la exposición a campos electromagnéticos de baja frecuencia y los posibles efectos biológicos y de salud. Para caracterizar mejor los niveles de exposición de la población, particularmente en el hogar, ANSES también financió varias campañas de medición.

Conocimiento mejorado de la exposición.

Las poblaciones están expuestas a muchas fuentes de campos electromagnéticos, como líneas eléctricas, transporte y transformadores fuera de la casa, o electrodomésticos dentro de la casa. Los numerosos estudios realizados desde 2010 nos han dado una imagen más clara de la exposición de la población a campos electromagnéticos de baja frecuencia.

En particular, muestran que los valores más altos fuera del hogar se miden principalmente en líneas de alta tensión o junto a transformadores y subestaciones eléctricas. Dentro de la casa, los electrodomésticos pueden producir altos niveles de campo magnético, pero la exposición en este caso es breve y altamente localizada.

Limite la exposición de poblaciones vulnerables cerca de líneas eléctricas de alto voltaje

En 2010, ANSES destacó una convergencia en los estudios epidemiológicos que muestran una asociación entre la aparición de leucemia infantil y la exposición a campos magnéticos de baja frecuencia en niveles superiores a 0,2 µT o 0,4 µT. A la luz de los nuevos datos, la Agencia está confirmando el nivel “limitado” de evidencia asociada con este efecto a largo plazo, aunque esta asociación se encuentra con menos frecuencia en estudios publicados después de 2010.

Como parte de esta evaluación de expertos, ANSES financió un estudio para cuantificar la proporción de la población francesa, y más específicamente la proporción de niños, que están expuestos a este nivel de campo, emitido por líneas eléctricas de alto voltaje. Realizado por un equipo del INSERM y el Hospital Universitario de Caen, el estudio indica que alrededor de 40,000 niños menores de 15 años (0,35% de la población) están expuestos a un campo magnético de más de 0.4 µT en sus hogares, y que alrededor de 8,000 niños ( 0.18%) están expuestos a un campo magnético de más de 0.4 µT en sus escuelas.

En vista de estos resultados, la Agencia recomienda nuevamente un enfoque de precaución que limitaría la cantidad de personas vulnerables expuestas a líneas de alta tensión, además de limitar la exposición. Para este fin, recomienda no construir o desarrollar nuevas instalaciones atendidas por personas vulnerables (hospitales, escuelas, etc.) inmediatamente al lado de líneas eléctricas de muy alto voltaje, o hacer funcionar nuevas líneas eléctricas en estas instalaciones.  

Veréis en este vídeo como el campo magnético traspasa una capa de plomo.

ANSES señala que las regulaciones existentes en Francia rigen los niveles de exposición solo al lado de las líneas de transmisión y distribución de electricidad, al establecer un límite de exposición. Por lo tanto, la Agencia recomienda extender esta disposición reglamentaria a todas las fuentes de campo electromagnético a las que está expuesta la población general.

Gestionar la exposición laboral.

Los niveles de exposición de los trabajadores a los campos magnéticos de baja frecuencia varían considerablemente, dependiendo de la ocupación realizada. Un estudio realizado por el Instituto Nacional Francés de Investigación y Seguridad (INRS) y los Fondos de Seguro de Pensiones y Salud Ocupacional (CARSAT) mostró que algunos trabajadores podrían estar expuestos a niveles de campo muy altos. Estos podrían potencialmente superar los límites de exposición (1,000 µT a 50 Hz) en circunstancias específicas, por ejemplo, al usar algunos tipos de maquinaria industrial.

En consecuencia, ANSES reitera la importancia de hacer cumplir las disposiciones reglamentarias en materia de salud ocupacional y limitar las situaciones de sobreexposición, en particular adaptando las estaciones de trabajo. Además, ANSES recomienda que los fabricantes de máquinas industriales que emiten campos electromagnéticos de baja frecuencia midan la exposición asociada con el uso de la máquina e incluyan estos datos en las especificaciones técnicas proporcionadas a los clientes y usuarios.

Las personas embarazadas las más expuestas

Además, los estudios experimentales han puesto de relieve los posibles efectos biológicos (estrés oxidativo, estrés genotóxico, efectos en la fisiología celular) en los altos niveles de exposición que a veces se encuentran en el lugar de trabajo. Sin embargo, la Agencia indica que los resultados de los estudios epidemiológicos son demasiado heterogéneos para establecer un vínculo entre la exposición ocupacional y el desarrollo de enfermedades crónicas, particularmente enfermedades neurodegenerativas y tumores del sistema nervioso. Parece necesario continuar la investigación sobre el posible riesgo de enfermedades asociadas con la exposición a campos magnéticos de baja frecuencia. Al mismo tiempo, la Agencia recomienda que la próxima evaluación de los límites de exposición debe tener en cuenta los datos científicos más recientes disponibles.

Por último, la Agencia llama la atención sobre el caso específico de las mujeres embarazadas expuestas en el lugar de trabajo. En algunos escenarios de exposición ocupacional, se ha demostrado que la densidad de corriente inducida en el feto puede exceder los límites recomendados para el público en general. Por lo tanto, ANSES recomienda brindar mejor información a las mujeres y aumentar el conocimiento de las disposiciones reglamentarias que les permiten adaptar sus condiciones de trabajo cuando están embarazadas, a fin de limitar la exposición fetal a campos electromagnéticos de baja frecuencia.

Fuente: https://www.anses.fr/en/content/health-effects-associated-exposure-low-frequency-electromagnetic-fields