Archivos de la categoría ‘tumores cerebrales’

Hoy os dejo con un trabajo, del cual me siento orgulloso, por lo bien detallado y que da unas pautas concretas sobre un tema que no se habla, de los efectos nocivos de las estaciones base de telefonía móvil, de manos de la Ingeniera Ydalba J. Terán Andrade desde la Universidad de los Andes-Mérida en Venezuela.

Artículo científico
Identificación.
Ydalba Josefina Teran Andrade
Ingeniero de telecomunicaciones
Estudiante de la Maestría en Telecomunicaciones
Universidad de los Andes Mérida – Venezuela

¿Por qué quise trabajar con ese tema?
Con la innovación de los sistemas telefónicos, conformados por la estaciones base y el teléfono celular ha aumentado de manera significativa la instalación de antenas de telefonía móvil en zonas pobladas de manera que los habitantes de las mismas están expuestos frecuentemente a las radiaciones electromagnéticas emitidas por estas fuentes. Es interesante estudiar las posibles consecuencias negativas que pudieran generar a largo plazo la exposición prolongada a REM en la salud de las personas, para así instruir a las personas en cuanto a las medidas de protección que pueden tomar para disminuir la exposición a las REM. Lo que me motivó a realizar el Estudio de la influencia de las REM emitidas por la estación base de telefonía móvil y el teléfono celular sobre la salud Humana.

Antenas GSM en las azoteas de las ciudades

Antenas base de telefonía móvil han aumentado exageradamente en los dos últimos años. 

EFECTOS NOCIVOS DE LOS CAMPOS ELECTROMAGNÉTICOS

EMITIDOS POR LAS ESTACIONES BASE DE TELEFONÍA MÓVIL.

ESTADO DEL ARTE

(State of the art: Harmful effects of rem emitted by antenna mobile phone on human health.)

Ing. Terán Andrade, Ydalba J.

Universidad de los Andes Mérida-Venezuela

ydalbateran@gmail.com

Ing. Amed Salazar, Miguel J.

Universidad de los Andes Mérida-Venezuela

miguelamed18@gmail.com

RESUMEN

Desde el principio de los tiempos, el hombre ha estado expuesto a las Radiaciones Electro-Magnéticas (REM) emitidas por fuentes naturales. Adicionalmente con el dominio de la tecnología autónoma, en busca de su comodidad, ha diseñado equipos y tecnologías que faciliten sus labores diarias, tales como los dispositivos electrodomésticos y los equipos industriales, así como los sistemas de transporte de energía por líneas de alta tensión y de los sistemas de comunicación inalámbrica por telefonía celular. Al profundizar en los secretos de las REM, ha ido conociendo sus posibles consecuencias en la salud y en mayor medida en los últimos años, al aumentar la demanda de electrodomésticos, la utilización de los dispositivos celulares y las redes de sistemas de radio base para cubrir dicha demanda, sin embargo, no hay una evidencia concreta que den fe de dichas indagaciones, por consiguiente este tema sigue en profundas exploraciones, cuyos resultados son llevados a revistas internacionales y presentados en foros y congresos a nivel mundial y además son temas de tesis de postgrado en diferentes universidades. Nuestra investigación está orientada fundamentalmente en los efectos de las REM provocados por las antenas instaladas en las estaciones bases sobre las comunidades cercanas y su posible impacto en la salud colectiva del entorno. Es importante tomar en consideración que las antenas estén radiando de acuerdo a los límites establecidos por los organismos competentes como la Comisión Internacional sobre Protección Frente a Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) y la Comisión Venezolana de Normas Industriales (COVENIN), para así reducir los posibles riesgos de afección. Aunque algunos los estudios indican que se puede estar a unos 400 metros de la fuente emisora de estas REM dependiendo de la potencia radiada, otros estudios señalan que la distancia no es suficiente y se deben seguir realizando estudios, para atenuar el posible impacto hacia las grupos humanos.

REVISAR Palabras Claves: SAR, efecto atérmico, ICNIRP, cáncer, tumores.

ABSTRACT

Since the beginning of time, man has been exposed to Electromagnetic Radiation (EMR) emitted by Natural sources. In search of its comfort it has designed equipment and systems that facilitate their daily tasks, but with the negative consequence that these produce electromagnetic radiations; Among them we find electrical appliances, power lines and industrial equipment.

We consulted a series of articles of which 45 were taken, plus two thesis publications developed in Peru, references of books and journals, the methodology used is documentary, non-experimental descriptive. In recent years the impact that has caused the possible health risks, product of prolonged exposure to REM, is not something new research routes worldwide have taken the issue very seriously, however there is no evidence Concrete to give credence to this hypothesis, therefore this subject continues in deep investigation. It is important to take into account that the antennas are radiating in accordance with the limits established by the competent bodies such as the International Commission on Non-Ionizing Radiation Protection (ICNIRP) and the body governing the rules on the installation of base telephony antennas Mobile in Venezuela, in order to reduce the possible risks of affection. Although studies indicate that it can be about 400 meters from the emitter source of these REM, other studies indicate that the distance is not enough and studies must be continued to mitigate the impact to the communities.

REVISAR Keywords: Base antennas of mobile telephony, SAR, athermic effect, ICNIRP, cancer, tumors,

INTRODUCCIÓN

Desde el principio de las épocas, el hombre ha estado expuesto a Radiaciones Electromagnéticas (REM) emitidas por fuentes Naturales. El ser humano, en busca de su comodidad ha diseñado equipos y sistemas que faciliten sus labores diarias, pero como consecuencia negativa estos producen radiaciones electromagnéticas; entre ellos encontramos los electrodomésticos, las líneas de alta tensión y los equipos industriales.

Por otro lado, con el pasar del tiempo, se ha visto el progreso significativo de la humanidad, sobre todo en el campo de las comunicaciones –complemento importante para seguir evolucionando como sociedad e individuos que la habitan sobre todo con una creciente diversidad de equipos de última generación, empleados en el diario vivir y el incremento en el uso de los teléfonos móviles, que es el que más llama la atención, estimándose que el 75% de la población mundial utiliza los teléfonos móviles. Eso es cerca de 5.113 mil millones de personas (firma RBC Capital Markets). (Revista digital ENTER.CO, 2011)

Una de las trascendentales emisiones de radiación surge a partir de los sistemas de tecnología celular. Estos sistemas están conformados principalmente por los teléfonos celulares y las antenas de las estaciones base de telefonía móvil. Estudios muestran que la exposición prolongada a las radiaciones electromagnéticas puede causar efectos adversos a la salud. (Sage, 2007).

A lo largo del presente trabajo de investigación, se citaran algunos casos de posibles afecciones de las Radiaciones Electromagnéticas (REM) en la salud de personas y animales, para posteriormente, realizar una serie de recomendaciones con el fin de mitigar el impacto de exposición prolongada a REM y el nivel de la Tasa de absorción específica (SAR) que el cuerpo humano puede soportar de acuerdo a informes presentados por la Comisión Internacional sobre Protección Frente a Radiaciones No Ionizantes (INCCR).

La comunidad científica ha realizado y realiza una serie de estudios a nivel mundial, estos buscan posibles efectos colaterales que afectan la salud del hombre a causa de este fenómeno físico, a través de experimentos que llevan a cabo los investigadores. En un primer intento por demostrar los daños a largo plazo que pudiesen ser causado por las REM, se han expuesto a roedores en una habitación cerca de una fuente que emite radiaciones electromagnéticas y se les sigue por alrededor de tres semanas, tiempo durante el cual se pueden observar algunos cambios físicos como disminución del pelaje y después son sacrificados para efectuarles la Necropsia, donde se ve que ocurrieron ciertas alteraciones en el flujo sanguíneo y malformación de células. Esto se relaciona con la causa-efecto que puede ocasionar la exposición prolongada de personas ante dichas radiaciones. (Salford, 2003)

Existen muchas fuentes que generan radiaciones electromagnéticas. Sin embargo, las principales radiaciones a las que se ve expuesto el ser humano en la actualidad, son las producidas por los sistemas de telefonía celular. Se propone realizar una revisión de los estudios relacionados con el daño que puede causar a la salud, las radiaciones de estos sistemas.

Al analizar investigaciones anteriores, los síntomas que presentan personas que viven cerca de antenas base de telefonía móvil, se puede estudiar la manera en que la radiación electromagnética es absorbida por los tejidos del organismo. Ver Figura 1.

Figura 1. Radiación Electromagnética Absorbida por el cuerpo Humano, (Radiacion Electromagnetica, 2016).

De este modo, la presente investigación, tiene como eje principal estudiar el estado de arte de los efectos nocivos de las REM emitidas por las Antenas de las estaciones base de telefonía móvil sobre la salud humana. Y a través de una selección minuciosa y exhaustiva de artículos científicos en el área, tratar de establecer y dar una serie de recomendaciones para personas que habitan cerca de instalaciones de antenas base que operan a las frecuencias de microondas.

Antecedentes

Experiencias de investigación

Como se comentó en la proliferación de diversas fuentes que producen campos electromagnéticos, ha sido notoria la exposición a estos focos de contaminación en el hogar, la industria y el comercio. Dichas fuentes, se pueden apreciar en muchos aparatos como los son: televisores, computadoras, radares, estaciones base de telefonía móvil, equipos complejo de telemedicina y otros campos, que han visto adelantos vertiginosos. No obstante, algunas investigaciones muestran que exponerse a ambientes contaminados con REM podría acrecentar los riesgos de padecimientos de enfermedades como: cáncer, afección de los cromosomas que influye directamente la fertilidad, pérdida progresiva de memoria y entre otras. Inclusive, en el comportamiento y en especialmente en el desarrollo de los niños. (Skvarca, J., Aguirre, A. 2006).

En este orden de ideas y después haber realizado una selección y revisión bibliográfica relacionada con el tema, se presenta en las siguientes líneas, una serie de publicaciones que datan desde 1988 hasta 2014, donde se exponen los resultados y conclusiones obtenidas. Es de aclarar que, la inquietud en aquellos tiempos eran los efectos que pudiesen causar las líneas de alta tensión que atravesaban grandes poblaciones dada la exposición permanente a los campos electromagnéticos, terminando hasta el momento en la inquietud actual sobre los posibles efectos al estar cerca, ya no de los tendidos eléctricos sino de las antenas ubicadas en las estaciones base de telefonía móvil instaladas a lo largo y ancho de las ciudades en todo el mundo.

En la década de los 80’s se publica una investigación titulada “Una revisión de estudios epidemiológicos de los efectos en la salud, por vivir cerca o surtir efecto con equipos de generación eléctrica y de transmisión”. Este estudio, es una amplia revisión de disertaciones residenciales y laborales, en donde se evidencia un pequeño incremento de incidencia de leucemia en las personas expuestas a trabajos eléctricos, pero no fue posible establecer una asociación definitiva y determinante causa-efecto (Coleman, N., Bell, C., Taylor, H., y Primic – ZakelJ, M. 1989).

Durante 1992, se hace público un estudio llamado: “Ondas Electromagnéticas y el Riesgo de Cáncer”, su propósito era realizar una revisión de estudios de frecuencias extremadamente bajas y radiofrecuencias, en la que se incluye un meta análisis de los datos de cáncer infantil. En el caso de la leucemia, el análisis muestra una incidencia mayor con el código de cables (código de colores de los cables), pero no con la distancia a los cables o con campos medidos. En tumores cerebrales infantiles, el análisis muestra una mayor incidencia con el código de cables y distancia, pero no con campos medidos. Para la tasa global de cáncer infantil, el análisis muestra una incidencia elevada con el código de cables y campos medidos, pero no con la distancia, aunque los casos parecieran brindar alguna relación en referencia a la exposición a las REM, se presenta que los estudios exhiben sesgos en la selección de los casos y/o en los niveles de exposición medidos. Dando como resultado que la revisión no sea concluyente en este sentido. Lo que si plantea es una línea de base en el aumento de los casos por exposición a estas fuentes (Doll, R. 1992).

En 1995 se publicó en The Lancet (Revista médica británica) una revisión llamada “Ondas Electromagnéticas y cáncer en niños”. Alli se realizó un análisis en lo concerniente a estudios de cáncer infantil en niños escandinavos, mostrando en los resultados un pequeño incremento en la incidencia de leucemia, pero no un incremento estadísticamente revelador en la incidencia de cáncer en el sistema nervioso central, linfoma o en la tasa global de cáncer. La conclusión fue fruto de una revisión sistemática de la literatura (Ahlbom, A. 1993)

En el año 2000 se una hizo publicación denominada “Una puesta en común, análisis de campos magnéticos y leucemia en la infancia” donde se realiza un análisis combinado basado en los datos individuales de nueve estudios previos, el estudio se limita a evaluar solo aquellos datos con medidas de campo magnético durante 24/?48 horas o con cálculos de campo magnético. Para niveles de exposición residencial, los campos magnéticos evaluados inferiores a 0,4 microT (mircro-tesla), los autores reseñan un estimado de riesgo cerca al nivel de no efecto. Para 44 niños con leucemia y 62 niños en control cuya exposición residencial a campos magnéticos estimada es superior a 0,4 mT el riesgo de leucemia se duplicaba y por tanto los niveles tienden a ser estadísticamente reveladores. En la revisión, se halló que el 99,2% de los niños que habitan casas con niveles de exposición inferiores a 0,4 microT, presentaban un aumento de riesgo significativo, mientras que el restante 0,8% de los niños expuestos a niveles superiores a los 0,4 microT tenían una estimación del riesgo relativo de aproximadamente 2mT, que resulta poco probable que se deba a una variable aleatoria. La explicación para este aumento de riesgo hasta ahora no se conoce y poco se puede aducir a la posible limitación de la población objeto de estudio a un grupo en específico, para poder explicar parte de este aumento. (Ahlbom, A., Day, N. 2000).

Durante el año 2002, se realizó una investigación llamada “Tumores cerebrales y cánceres de glándulas salivales entre usuarios de teléfonos celulares”, en la que se trata de encontrar una relación entre la posibilidad de riesgo de contraer cáncer por el uso continuado del teléfono celular; para ello se realizó un estudio de casos de control basado en registros sobre el empleo de teléfonos celulares y el cáncer. Los sujetos del estudio fueron todos los casos de tumor cerebral (Nc = 398) y cáncer de glándula salival (Ns = 34) diagnosticados en Finlandia durante 1996. El resultado tampoco fue indicación clara ya que a causa del uso de teléfonos celulares por parte de los sujetos de prueba, no se halló en general asociación pertinente con tumores cerebrales o cánceres de glándulas salivales, aunque si se encontró una débil relación entre gliomas y teléfonos celulares analógicos (Auvinen, A.Hietanen, M.Luukkonen, R., y Koskela, RS. 2002).

Entre todas las investigaciones revisadas, la que pudo dar más luces acerca de los daños que posiblemente causaría el uso excesivo del teléfono celular, es la que lleva por nombre “Asociación de radiación de teléfonos móviles con fatiga, dolor de cabeza, mareos, tensión y trastornos del sueño en la población saudita” Este estudio se llevó a cabo en el Departamento de Fisiología, del Colegio de Medicina, King Saud University, Riyadh, Reino de Arabia Saudita entre el año 2002 y 2003. Un total de 437 personas fueron invitadas para ser parte del experimento (55,1% hombres y 39,9% mujeres) Se les distribuyó un cuestionario sobre la historia médica personal detallada y la asociación que posiblemente hay con la salud si el teléfono celular es usado excesivamente. Los resultados arrojaron que si hay una asociación entre el uso de teléfonos móviles y los riesgos para la salud. El porcentaje medio global para estos hallazgos clínicos en todos los grupos son; 1) cefalea (21,6%), 2)trastornos del sueño (4%), 3) tensión (3,9%), 4) fatiga (3%), 5) mareos (2,4%), llevándolos a la conclusión que si es un factor de riesgo para la salud el uso excesivo del teléfono celular, produciendo los factores arriba mencionados (Al-Khlaiwi T., y Meo SA. 2004).

En Japón, se hizo un estudio denominado: “Investigación epidemiológica de los factores de riesgo de las mujeres embarazadas con aborto espontáneo temprano en Beijing”, realizado en 2014, investigación efectuada en los Departamentos de Reproducción del Hospital Obstétrico y Ginecológico de Beijing y del Hospital Tercero de la Universidad de Peking. Se comenta en la publicación que: se les realizó una encuesta a 34.417 mujeres en estado de embarazo que consistente de 4 partes: condición general, antecedentes, antecedentes familiares y cuáles son sus hábitos de vida, además de evaluar la condición mental en la Escala de Ansiedad de Autovaloración (SAS) y la Escala de Depresión de Autovaloración (SDS).Se hallaron diferencias significativas entre los dos grupos en términos de la decoración durante el embarazo, el manteniendo de mascotas, vivir cerca de estaciones base de comunicación móvil (a 100 m de la residencia). (Zhou, LY.Zhang., HXLan., YL., et al. 2014).

En 2015 las instituciones Environmental Health Trust, Teton Village, Dalla Lana School of Public Health, University of Toronto, Toronto, Centre INSERM U897‑Epidémiologie‑Biostatistique, con un grupo de investigadores, realizaron una publicación llamada “La radiación del teléfono móvil causa tumores cerebrales y debe clasificarse como un posible carcinógeno humano”, en donde se puede observar que: “el promedio de uso de un teléfono celular es aproximadamente de 2,9 años, obteniendo un resultado significativo de límite para cierta forma rara de cáncer en el cerebro, OR 2,1 (CI del 95%: 0,9-4,7) (Intervalo de confianza) se reporta un aumento significativo del riesgo de glioma con respecto al uso de los teléfonos móviles > 2 años, OR 2.0, (CI del 95%: 1.0-4.1; con un aumento de la dosis-respuesta en OR de 1,2 / año (CI del 95%: 1.1-1.5)”, para concluir los investigadores sugieren que se deben seguir haciendo más experimentos para sustentar dichos hallazgos y esto se debió a que el tiempo de investigación fue algo corto (menos de 5 años) (Morgan, LL., Miller, AB., Sasco, A., y Davis, DL. 2015)

Para dar una respuesta efectiva a la preocupación pública acerca de los efectos que pudiesen causar en la salud la exposición a las REM, la Organización Mundial de la Salud (OMS) crea en 1996 el “Proyecto Internacional CEM”, en el que se evalúan las pruebas científicas de los posibles efectos sobre la salud de las REM en el intervalo de frecuencia de 0 a 300 GHz. El proyecto lo financian en su totalidad los países y las agencias que participan en el proyecto.

Así pues que, es necesario realizar una comprobación de los métodos que empleados en los estudios para así permitir hacer una mejor apreciación de los sesgos poblacionales o segmentos de la población en donde aplicar el estudio por lo tanto es importante determinar en qué medida un conjunto de evidencias cambia la probabilidad de que la exposición dé lugar a un resultado. La certeza en un efecto se podría reforzar siempre y cuando los resultados de distintos, los tipos de estudios tanto epidemiológicos como de laboratorio apunten al mismo resultado, o cuando estudios múltiples del mismo arquetipo llegan a la misma conclusión (OMS, 2007).

Revisión acerca de la exposición a radiaciones electromagnéticas (REM) generadas en telefonía celular por las antenas base.

Investigaciones recientes, han arrojado un número importante de estudios de caso-control y otro número pequeño de estudios de corte con relación a las incidencia de posibles patologías en usuarios de telefonía celular. A continuación se muestran algunas revisiones de la literatura, realizadas por investigadores en todo el mundo.

Se exhorta a tener en cuenta que los trabajos revisados, son resultados encontrados de diversas investigaciones que tienden a ser más precisos, el tiempo para conseguir los objetivos ha sido breve, en consideración a la naturaleza y biología de los tumores humanos. En primera medida, se tiene que la exposición a las REM se ha determinado, por ejemplo, mediante encuestas históricas (por lo general de 5 años). (Funch DP., Rothman KJ., Loughlin JE., y Dreyer, NA. 1996). Recientemente, ha sido posible la validación de una evaluación de correlación entre el uso informado por los usuarios y la potencia total que se acumula por llamada realizada; aun así, el coeficiente de regresión (es la descripción que existe entre una o más variables predictoras y la variable de respuesta), aunque significativo, solo se aproxima a 0.5 (Berg, G., Schüz, J., Samkage-Zeeb., F., y Blettner, M. 2004).

En el 2004 en Suiza se hizo una encuesta sobre sintomatología atribuida a la exposición a campos electromagnéticos de 429 personas que respondieron, 394 (92%) informaron un promedio de 2.7 síntomas. Las patologías más frecuentes halladas fueron: trastornos del sueño, cefaleas, nerviosismo, fatiga y dificultad para concentrarse. En cuanto a las fuentes, 74% atribuyó los síntomas a estaciones base de telefonía móvil, 36% a los propios teléfonos móviles, 29% a teléfonos inalámbricos y 19% a líneas de energía eléctrica (Röösli, M., Moser, M., Baldinini, Y., Meier, M,. y Braun-Fahrlander C. 2004).

Otro cuestionario, esta vez aplicado en Turquía consiguió respuesta de 502 hombres (78% usuarios de telefonía móvil) y 193 mujeres (81% usuarias). Entre varios síntomas sondeados, fueron hallados entre los usuarios una mayor proporción: cefalea, irritabilidad, disminución de la memoria, descuido y disminución de reflejos, principalmente. (Balikci, K., Ozcan, IC., Turgut-Balik, D., Balik, HH. 2005).

La revista Alemana “Umwelt·medizin·gesellschaft”, publicó en el 2004 un artículo sobre la influencia que tiene la cercanía de una antena de telefonía móvil en la incidencia del cáncer, se partió en principio, por iniciativa de la Agencia Federal para la protección contra las radiaciones de Alemania, con el objetivo de examinar si aquellas personas que vivían en un entorno alrededor de instalaciones de antenas de telefonía móvil, tenían un riesgo mayor de enfermar por tumores malignos. El estudio se realizó bajo la metodología de casos y controles, tomando aproximadamente 1000 registros entre los años 1994 y 2004. Los resultados de la investigación, en ellos se muestra que la probabilidad de aparición de nuevos casos de cáncer, era significativamente altos en pacientes cuyas viviendas, durante los últimos 10 años, hayan estado ubicadas en sitios a una distancia menor de 400 metros de antenas de telefonía móvil, que hubiesen estado operando a partir de 1993, en comparación con otros pacientes que habían vivido más alejados (distancia > 400 m). Además, los casos (residentes en sitios < 400 m de cercanía a las antenas), enfermaban a una edad promedio de 8 años más joven, en comparación de los controles. En los resultados se encontraron tumores malignos en órganos como ovario, mama, próstata, páncreas, intestino, piel, pulmón, riñón, estómago, entre otros, donde los autores expresan que hubo hasta 3 veces más la presencia de un tumor en las personas que vivieron en cercanía de las antenas de telefonía móvil. Aunque el estudio no presenta los criterios de inclusión y exclusión definidos para cada uno de estos tumores, es necesario tener en cuenta que pudo existir algún tipo de sesgo en la selección de los casos, dadas las variables de confusión que pueden presentarse en patologías multi-causales como los tumores malignos (Horst, Eger., Klaus, Uwe., Hagen, Birgitt., Lucas, Vogel., Peter., y Helmut Voi.t. 2004)

Santini et al., (2005) efectuó un estudio denominado “Reportes de síntomas por usuarios de teléfonos celulares móviles”, aplicó un cuestionario a 78 usuarios y 83 no usuarios de teléfonos móviles celulares digitales GSM y DCS. Las deducciones se analizaron por medio de un test no paramétrico que se denominó Chi-Carre. No se halló una diferencia significativa entre los usuarios y no usuarios de celulares por síntomas generales (dolor de cabeza, dificultad de concentración, pérdida de la memoria, fatiga y perturbación del sueño).

Lahkola et al., (2006) realizó un meta análisis de los estudios descubiertos hasta diciembre de 2005 acerca de la relación entre telefonía celular y tumores intracraneales, el cual incluyó 2780 casos. Dichos resultados exhiben que el OR del conjunto de tumores fue de 0.98, con un intervalo de confianza de 95% de 0.83 a 1.16. Las valoraciones de riesgo estuvieron basadas en casos con uso de teléfono celular y exposición a antenas de telefonía móvil, por más de 5 años. En la sección de resultados y discusión se menciona que no se halló riesgo elevado para ningún tipo de tumor endocraneano, como glioma, meningioma o neuroma acústico.

Una publicación del suizo Hässig M et al., (2012), determina que tras haber examinado y realizado los controles debidos a una granja lechera, en la que un gran número de terneros nació con cataratas nucleares, después de que se había erigido una estación base de telefonía móvil en las proximidades del granero. Los terneros mostraron un riesgo 3,5 veces mayor de cataratas si nacieron allí en comparación con el promedio suizo. Todas las causas usuales como infección o envenenamiento, comunes en Suiza, podrían ser excluidas. La causa real de la mayor incidencia de cataratas sigue siendo desconocida. La investigación fue realizada en Pardo, Suiza

Kundi et al., (2013), ha realizado una crítica profunda de los defectos de diseño e interpretación de los estudios que se han publicado hasta el año 2003, en su trabajo concluyen que los sesgos que tienen dichos estudios, en todo lo que a la evaluación de la exposición a antenas o teléfonos móviles por parte del usuario y el tiempo de seguimiento a este no admite hacer inferencias de los efectos patológicos que puedan causar las ondas de baja frecuencia en la salud. Sin embargo, siempre se deja abierta la posibilidad que se presenten efectos adversos a la salud del usuario de telefonía celular en el largo plazo.

En definitiva, las REM pueden ser de alguna manera determinantes en las afectaciones a la salud, para lo cual es indispensable seguir con las investigaciones, sobretodo de los campos de baja frecuencia debido al impacto a una exposición prolongada a largo plazo aún se desconoce, con lo que podría estar deteriorándose el estado de salud y bienestar de la población.

Seguimiento a las radiaciones electromagnéticas (REM).

En las últimas décadas, la atención de investigadores de diversas partes del mundo, han estado realizando numerosos trabajos para determinar y cuantificar a los campos electromagnéticos de las diferentes fuentes generadoras, donde se da a conocer el desarrollo de un gran número de protocolos de medición, que son utilizados como base principal en el desarrollo de protocolos estándares, el Instituto de Ingeniería de Electricidad y Electrónica de los Estado Unidos (IEEE). Se destaca que dicha institución fue creada en aras de caracterizar los campos magnéticos y eléctricos cerca de las líneas de potencia.

Para lograr regular la exposición máxima permitida a las radiaciones no ionizantes, las entidades competentes de los diferentes países, crean una serie de metodologías de medición que entre otras cosas permiten determinar correctamente los valores de los campos electromagnéticos, así como su densidad de potencia. Cuando se realiza una medición del campo electromagnético se deben tener en cuenta ciertos factores de importancia tales como: las características del sitio, distancia a la fuente de radiación, las variables a medir, las unidades de medida, el tipo de medición; asimismo, es preciso tener algún conocimiento de las normas relacionadas con este tipo de mediciones. A la par, se deben conocer los límites de exposición permitidos, contar con los instrumentos de medición necesarios y conocer el patrón de radiación de la fuente (Aponte, Guillermo. et al. 2008).

En las grandes ciudades, podrían emplearse campos electromagnéticos (CEM) de distintas frecuencias, las cuales son utilizadas para ofrecer distintos servicios, por lo cual es posible que en una zona en especial, se sienta de manera recurrente el efecto de más de una fuente. Comúnmente, los puntos de medición en los centros urbanos no son por lo general, zonas abiertas en las que los REM se perciben de forma directa, sino más bien lugares donde la REM resultante se construye mediante la suma vectorial de los múltiples efectos que provocan los obstáculos circundantes. Por ejemplo, lugares cerrados – como podrían ser un hospital, un colegio o una vivienda – o quizás en zonas de alto tránsito – como puede ser una calle de la ciudad o un parque -, el punto de medición se ve afectado por diversos REM que provienen de distintas fuentes conocidas anticipadamente o no. La medición del valor individual de los campos eléctricos y magnéticos o de la densidad de potencia asociada con el REM, es posible realizar mediante integración por banda ancha o por banda angosta (Skvarca, Jorge., y Aguirre, Aníbal. 2006).

Principio de precaución por exposición prolongada a las REM

Dicho principio, es aplicable solo cuando una prueba científica indica que existen motivos razonables de preocupación, dados los efectos potencialmente peligrosos en la salud y/o medio ambiente, aunque los niveles de radiación sean los estipulados (Vargas, Marcos. 2004).

Cuando se habla de un enfoque de precaución, como es el Principio de Precaución, este se encamina a la incertidumbre que posiblemente habría, aunque no comprobado, acerca de los efectos en la salud. Esta política relacionada a la gestión de riesgos provee una posibilidad para conquistar temas de emergencia, en donde se pueden incluir consideraciones de costo-beneficio que pudieran considerarse como un complemento basado en la ciencia y en la asistencia médica para tomar decisiones de política pública acertadas en temas sensibles como la salud.

Reconocer explícitamente que un riesgo puede existir, es el elemento clave en referencia al enfoque de precaución. Si los estudios realizados por científicos de todo el mundo hacen un censo y determinan finalmente que no hay afectaciones que causaran la exposición a las REM o que el riesgo es sólo especulativo, en ese sentido, la respuesta más apropiada de las autoridades hacia la preocupación pública podría ser un programa eficiente de educación, en relación con el tema. Si la comunidad científica establece que las REM son un riesgo, a quién mejor se confiaría en hacer las recomendaciones específicas de protección, usando los criterios establecidos de evaluación y gestión de riesgos a la salud pública, que a esa misma comunidad de investigadores (Departamento de protección del ambiente humano. Ginebra Suiza. 2005).

Tomando en cuenta la revisión bibliográfica hecha hasta esta parte, se podría afirmar que en Venezuela no se ha adoptado el Principio de Precaución, como una medida primordial frente a la incertidumbre que causan a la salud los efectos que pudiesen generar la exposición a ondas electromagnéticas no ionizantes.

Medidas de protección ante las REM

Los países son libres de seleccionar sus propios estándares en el ámbito nacional para exposición a campos electromagnéticos. No obstante, dichos estándares, aplicados internamente se basan en las recomendaciones que dicta la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP).

Los textos guía de la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante que son desarrolladas para la exposición de las REM reúne a los rangos de frecuencia de las radiaciones no ionizantes que van de los 0 a 300 GHz, la clasificación de estas frecuencias, está basada en investigaciones de toda la literatura reconocida por formas? y divulgada. Los límites a la exposición son establecidos, de acuerdo a los efectos que genera la exposición aguda de corto plazo, antes que en la exposición de largo plazo, debido a que la información probada que podrían causar los efectos a la exposición de las REM de bajo nivel a largo plazo, se considera insuficiente para establecer un límite cuantitativo aceptable. Como son aplicadas las consecuencias de la exposición aguda de corto plazo, las recomendaciones de los distintos organismos internacionales utilizan el nivel de exposición aproximado o nivel umbral que potencialmente llevaría a efectos biológicos adversos. Para tolerar, el nivel de incertidumbre previsto por la ciencia, el nivel umbral más bajo seria reducido para derivar los valores límites para la exposición humana (Departamento de Protección del Ambiente Humano. Ginebra Suiza. 2005).

CONSIDERACIONES METODOLÓGICAS

Para la construcción del documento que lleva por nombre “efectos nocivos de las REM emitidos por las estacione base de telefonía móvil, estado del arte”, se consultaron las siguientes bases de datos: Pudmed, Medline, Scielo, Power watch y Science Direct, (referencias de estas base de datos, al menos de alguna), el número total de publicaciones encontradas fue de 900 artículos, de las cuales se seleccionaron 45 artículos, experiencias a internacionales en el tema, referencias bibliográficas, hemerográficas, por Internet, usando el buscador Google Academic, donde se halló un aproximado de 100 publicaciones de relevancia, de las cuales se eligieron 8 de esas publicaciones, usando los criterios de búsqueda “efectos de la salud causados por el uso de la instalación de antenas bases”.

Una vez realizada la revisión bibliográfica descrita, la metodología empleada es del tipo documental, descriptiva y no experimental, en donde se trata de manera muy puntual de indicar los posibles efectos nocivos que pudiesen producir las REM en periodos de tiempo prolongados a la salud del hombre. Tomando como punto de partida estudios previos ya mencionados, se procedió a indagar si las recomendaciones dadas por los organismos de control internacionales que regulan el uso en las potencias y/o frecuencias de estas REM, son las ideales y no pudiesen ser nocivas al contacto con el hombre.

ANÁLISIS Y DISCUSIÓN DE LOS RESULTADOS

La OMS en su Nota Descriptiva N° 193 de Octubre del 2014, señala que: “La potencia de transmisión de los teléfonos celulares es entre 0.1 a 2 watts, y solo transmite energía cuando hay actividad. La exposición a las REM baja, cuando aumenta la distancia de uso; recomendando que cuando se esté a una distancia entre 30 a 40 cm, preferiblemente usar un aparato manos libres para este fin y alejar lo más posible a tejidos sensibles, como el canal auditivo y la cabeza, evitando así que hayan efectos de calentamiento”. Pero el problema radica en que no solo es el teléfono celular un posible causante de efectos adversos, debido al efecto térmico, también están las estaciones base de telefonía móvil, que aun cuando las normas acatadas internacionalmente no son excedidas y por lo tanto, no se producen los efectos térmicos sobre las personas expuestas, es de considerar la existencia de efectos no térmicos, producto de intensidades mucho más bajas de radiación, cuyos efectos colaterales sólo han de ser detectados a través de estudios epidemiológicos en el largo plazo. (Hernández, Quiroga, Medina, Guerrero, 2008.)

Si bien es cierto que la exposición a campos electromagnéticos por parte de comunidades en todo el mundo no es un fenómeno nuevo, durante el siglo XX la exposición ambiental, fue en aumento a la par del crecimiento de la electricidad, el constante avance de la tecnología y los cambios en los hábitos sociales, generando un crecimiento de fuentes artificiales de exposición a los campos electromagnéticos.

Recientemente, se ha evidenciado una exposición débil de estos campos electromagnéticos, tanto en el hogar como en los lugares de trabajo, emitida por electrodomésticos y equipos industriales, usando la corriente alterna con frecuencias entre los 50-60 Hz, capaz de crear un campo electromagnético inducido y estático (efecto no deseado) que no es proyectado al espacio y a los pocos centímetros de su fuente de irradiación, se desvanece y dicho campo desaparece del todo al desconectar el equipo transmisor, todo lo contrario a lo que pasa con los equipos de comunicaciones, que sigue emitiendo ondas aun después de haber sido desconectada la fuente de energía (Aguilar, 2001), y las distancias a las que ha podido llegar han sido de más de 30 Km.

No obstante, la OMS, en publicaciones realizadas hasta la presente fecha, menciona que no hay confirmación de efectos adversos para la salud, entorno a la exposición a largo plazo de campos de baja intensidad de frecuencia de radio o de frecuencia de red; lo que si aclara es que los científicos continúan investigando activamente el tema en cuestión. Ahora la UIT en la Recomendación UIT-R BS 1698, indica en la subsección “Precauciones en las Estaciones Transmisoras y sus proximidades”, que existen riesgos a los que el personal externo o interno a la estación de transmisión está sometido, en lo referente a la cercanía de estos equipos de RF, en donde las quemaduras y posibilidad de funcionamiento incorrecto de los implantes médicos, se pueden presentar dado que los niveles de radiación pueden salir de control, por causa de un mal mantenimiento o subida en el voltaje de los equipos de RF. Pero hay que recordar, que la tasa de absorción de radiación que una persona puede tolerar es de 2 W/kg, según estudios de la ICNIRP y aun así hasta este punto, la temperatura del cuerpo aumentar 1°C, expuestos a 30 minutos, (Shellock y Crues 1987, Magin et al.,1992). Es importante rescatar, el esfuerzo que todas estas entidades y científicos hacen para determinar de una vez por todas, los efectos de las radiaciones no ionizantes en el hombre y las medidas a tomar en el futuro para dejar de lado las especulaciones; mientras tanto, es vital que las personas que vivan o frecuenten lugares donde hayan sospechas de altas presencias de estas REM, tomen sus previsiones (ver Recomendaciones).

EFECTOS SOBRE LA SALUD

La OMS en su Nota Descriptiva 304 de mayo del 2006, reseña a las estaciones base de telefonía móvil, tecnologías inalámbricas (WLAN) de mucha presencia en los hogares entre otros lugares acceso concurridos, indica que según estudios recientes (para el año de la nota), la exposición a Radiofrecuencias (RF) de estaciones de base, varía entre el 0,002% y el 2% de los niveles establecidos en las directrices internacionales sobre los límites de exposición, toma en consideración una serie de factores, como la proximidad de las antenas y su entorno, valores que son inferiores o comparables a la exposición a las RF de los transmisores de radio o de televisión.

Adicional a esto, en un subcapítulo denominado “Precauciones Sanitarias”, la OMS menciona que los niveles de exposición a RF de las estaciones de base y las redes inalámbricas son tan bajos que los aumentos de temperatura son insignificantes y no afectan a la salud de las personas. Esta afirmación podría no ser del todo cierta, porque investigaciones actuales, tienen la firme convicción que los efectos biológicos, empiezan a verse cuando se vive a menos de 300 metros de distancia de una estación base (Eger et al., 2004). Inclusive, se tiende a creer que hay relación entre el incremento del cáncer en proximidades a estas estaciones base (Cherry. 2000). Un estudio llevado a cabo en la estación de radio del Vaticano, detectó que habían 2.2 veces casos de Leucemia en niños, en un rango de 6 Km, así como también un aumento significativo de la mortalidad en adultos a causa de dicho padecimiento (Michelozzi et al. 2002).

De igual forma, la OMS hace referencia a que: “Se pueden obtener pruebas científicas sobre la distribución de los casos de cáncer entre la población, mediante estudios epidemiológicos bien planificados y ejecutados. En los últimos 15 años se han publicado estudios en los que se examinaba la posible relación entre los transmisores de RF y el cáncer. En esos estudios no se han encontrado pruebas de que la exposición a RF de los transmisores aumente el riesgo de cáncer. Del mismo modo, los estudios a largo plazo en animales tampoco han detectado un aumento del riesgo de cáncer por exposición a campos de RF, incluso en niveles muy superiores a los que producen las estaciones de base y las redes inalámbricas”.

Es de aclarar que estos resultados se siguen investigando, dado que aún no es muy segura del todo la afirmación, y es porque ciertas estructuras biológicas pueden entrar en resonancia con frecuencias concretas, cuando el tamaño del organismo se aproxima a la mitad de la onda incidente, en otras palabras las comunicaciones inalámbricas, en especial los sistemas de telefonía celular (12-37 cm) tocan esos rangos de algunas estructuras biológicas, provocando así una respuesta. La cantidad de energía que se absorbe, es más que suficiente, para inducir a cambios en la formación de la arquitectura molecular, consiguiendo además alteraciones bioquímicas por cambios de la actividad enzimática (Daniells et al. 1998).

Niveles de exposición típicos del medio ambiente

Teléfonos móviles y estaciones base. Para poner en contexto, la UIT (Unión internacional de telecomunicaciones), es la entidad encargada de promover las mejores prácticas para el uso eficiente de las redes y/o equipos de telecomunicaciones. Normalmente en una ciudad se ponen las estaciones base de telefonía móvil, en los edificios y la altura que establece la UIT para su instalación es de 15 a 50 metros.

De este modo, las transmisiones emitidas por las antenas base, dependerán en gran medida de la cantidad de llamadas y de la distancia de aquellos usuarios que emiten la llamada. El haz que se conforma al momento de realizar la llamada, es muy estrecho y viene precedido por ondas de radio que se propagan casi que de forma paralela al nivel del suelo. A pesar de todo, en regiones de acceso público concurridas, la densidad de las radiofrecuencias son muy inferiores y no entra en un nivel donde se considere sea peligroso, a menos que la distancia de una estas antenas con el usuario sea de menos de 2 metros. (Hernández, Quiroga, Medina, Guerrero, 2008)

Medidas de protección ante las REM

Los países son libres de seleccionar sus propios estándares en el ámbito nacional para exposición a campos electromagnéticos. No obstante, dichos estándares, aplicados internamente se basan en las recomendaciones que dicta la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante (ICNIRP).

Los textos guían de la Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante que son desarrolladas para la exposición de las REM. Reúne a los rangos de frecuencia de las radiaciones no ionizantes entre los 0 a 300 GHz, la clasificación de estas frecuencias, está basada en investigaciones de toda la literatura reconocida por formas y divulgada. Los límites a la exposición son establecidos, de acuerdo a los efectos que genera la exposición aguda de corto plazo, antes que en la exposición de largo plazo, debido a que la información probada que podrían causar los efectos a la exposición de las REM de bajo nivel a largo plazo se considera insuficiente para establecer límites cuantitativos. Como son aplicadas las consecuencias de la exposición aguda de corto plazo, las recomendaciones de los distintos organismos internacionales utilizan el nivel de exposición aproximado o nivel umbral que potencialmente llevaría a efectos biológicos adversos. Para tolerar, el nivel de incertidumbre previsto por la ciencia, el nivel umbral más bajo seria reducido para derivar los valores límites para la exposición humana (Departamento de protección del ambiente humano. Ginebra Suiza. 2005).

Revisar, me parece que esto de medidas de protección, con otro título pero con las mismas palabras ya está dicho mas arriba,

CONCLUSIONES

Después de hacer una revisión literaria exhaustiva, se puede concluir que, la exposición prolongada a fuentes que emiten radiación electromagnética a largo plazo, podrían ocasionar efectos adversos a la salud de los seres vivos. En el caso de los animales se presentan varios cambios físicos, así por ejemplo, si se trata de aves, hay disminución en su plumaje y en la reproducción de huevos; en el caso de las plantas influye en el crecimiento (solamente cuando la antena sobrepasa la altura de la planta). En los seres humanos, a largo plazo presentan síntomas como dolores de cabeza, náuseas, mareos e insomnio entre otros. Estudios realizados en varias partes del mundo, ponen en consideración este fenómeno de las REM como un posible causante a tumores cancerígenos.

Aquellas personas que viven cerca de instalaciones de antenas base de telefonía móvil, son más propensas a altos niveles de absorción de las REM emitidas por estas fuentes, debido al efecto atérmico antes explicado; en el mediano plazo los efectos no se notaran debido a que el nivel de SAR que puede tolerar el cuerpo humano no puede llegar inmediatamente a los 2 W/Kg (límite establecido por la CIRP), no obstante el efecto es acumulativo y cuando ya el cuerpo de la persona sobrepase este límite, podrían llegar las reacciones respuesta ante un sistema inmunológico afectado por las REM.

Es importante tomar en consideración que las antenas estén radiando de acuerdo a los límites establecidos por los organismos competentes, de manera tal que haya disminución de los posibles riesgos de afección. Sin embargo, lo mejor es estar alejados de este tipo de lugares contaminados por acción de los campos electromagnéticos.

Existe cierta controversia en cuanto a si las radiaciones electromagnéticas emitidas por esta fuente, pudieran a largo plazo producir efectos adversos a la salud de la persona, sin embargo este tema alerta a la comunidad científica y a la OMS, a recomendar continuar con las Investigaciónes

RECOMENDACIONES

Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

En lo referente a la exposición a corto plazo a las REM de frecuencia elevada, se ha demostrado científicamente que ésta tiene efectos adversos para la salud (ICNIRP, 2003). Las instancias normativas deben adoptar directrices internacionales sobre los límites de exposición, destinada a proteger a los trabajadores y al público en general frente a esos efectos adversos. Los programas de protección contra las REM han de incluir mediciones de exposición correspondientes a fuentes en las que cabe prever que los niveles de exposición excedan los valores límite.

A continuación se plasma una serie de consideraciones que se deben tener en cuenta, por parte la sociedad en general y las entidades encargadas de vigilar que los límites establecidos por las normas internacionales referentes a las REM, se cumplan en sus países. Las recomendaciones se dividen así:

A LA POBLACIÓN:

  • Dar a conocer a las personas que viven cerca de las instalaciones de las antenas base, los posibles riesgos que puede ocasionar a la salud, la exposición prolongada a la Radiaciones Electromagnéticas, a fin de tomar las medidas preventivas.

  • En lo posible, vivir a distancia mayor a 400 m de estas estaciones base, a fin de reducir los efectos de las REM en las personas sensibles. (ajustar justificación)

  • Mejorar la planificación de las Instalaciones de antenas base de telefonía móvil, de manera que minimice la cantidad de las mismas, en lugares poblados.

  • Si se vive a una distancia menor a los 400 m, recubrir las viviendas con materiales no tóxicos que aíslen de las REM a sus habitantes (ajustar justificación)

  • Es importante alentar a los organismos gubernamentales y

  • La sugerencia siguiente, ya queda un poco más a decisión personal: en caso de haber mujeres embarazadas o personas sensibles a las REM cerca a estos lugares, cuando haya sospecha de un manejo de frecuencias fuera de los límites establecidos, utilizar implementos de protección, la Organización Mundial de la Salud (OMS) no lo recomienda porque esto lo debe determinar un experto, pero es una posibilidad.

A LOS ENTES GUBERNAMENTALES:

  • Deben realizar señalizaciones para los individuos cuyos lugares de trabajo estén cerca de estaciones bases, emisoras de radio y/o radares.

  • Realizar una serie de tablas comparativas sobre el antes y el después en las comunidades de la salud en términos de fisionomía y a nivel del sistema inmunológico, una vez se haya instalado una estación de base. Este procedimiento se haría para crear algunas políticas públicas a fin de mitigar los impactos de la REM, en todos los sectores de la población.

  • Es importante alentar a los organismos gubernamentales a que realicen pruebas de campo in situ, sobre los límites de los REM y del SAR de manera periódica y planificada, considerando el crecimiento de los centros poblados y las exigencias crecientes de comunicación.

A EMPRESAS DEL SECTOR DE LAS TIC:

  • El personal encargado de la Instalación y mantenimiento de las mismas, deberá establecer programas de protección, que incluya medición de los campos electromagnéticos, a fin de asegurarse que no superan los límites establecidos.

  • Las instancias normativas deben adoptar directrices internacionales sobre los límites de exposición destinada a proteger a los trabajadores y al público en general frente a esos efectos adversos. Los programas de protección contra las REM han de incluir mediciones de exposición correspondientes a fuentes en las que cabe prever que los niveles de exposición excedan los valores límite.

  • Restringir y señalizar, en primera instancia, los lugares a donde pueden ingresar los visitantes a fin de evitar que las REM los afecten en caso de poseer un dispositivo médico del cual su vida dependa, y éste se averíe. En segunda instancia, los empleados que trabajen en estos lugares frecuentados de REM, deben poseer equipamiento especial para mitigar sus efectos.

  • Los institutos de educación superior, deberán continuar con estas investigaciones y solicitar apoyo para realizar más y mejores investigaciones con equipos modernos en caso de que ellas no dispongan de los mismos.

  • Las asociaciones profesionales, conocedoras del tema, deberán emprender campañas e impulsar a los organismos gubernamentales encargados del control de los REM, que realicen pruebas frecuentes sobre los límites de los REM y del SAR.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Pienso que son muchas que le dan validez al Trabajo, pero en general no interesan al lector. Póngale menos, las principales y más recientes

Aguilar, M. 2001. Bioelectromagnetismo: Campos eléctricos y magnéticos y seres vivos. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Madrid. Pág 205, 206.

Ahlbom y Col. Ondas Electromagnéticas y cáncer en niños. Publication de The Lancet Med Mil [online]. (Lancet 343:1295-1296, 1993).

Ahlbom A., DAY N. “Una puesta en común, análisis de campos magnéticos y leucemia en la infancia. (Leukaemia. Brit J Cancer 83:692-698, 2000).

Al-Khlaiwi T, Meo SA, (June 2004) Association of mobile phone radiation with fatigue, headache, dizziness, tension and sleep disturbance in Saudi population, Saudi Med J. 2004 Jun;25(6):732-6.

Aponte, Guillermo., Escobar, Adolfo., Pinedo, Carlos R,. et al. Medición de Campos Electromagnéticos en la Ciudad de Cali, Colombia. Inf. tecnol. [online]. 2007, vol.18, no.3 [citado 30 Junio 2017], p.39-47. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-64200706&lng=es&nrm=iso.

Balikci, K., Ozcan, IC., Turgut-Balik, D., y Balik, HH. A survey study on some neurological problems and sensations experienced by long term users of mobile phones. Pathol Biol (Paris) 2005; 53: 30-34.

Cherry, N. (2000). A new paradigm, the physical, biological and health effects of radiofrequency/microwave radiation. Disponible en: http:// hdl.handle.net/10182/3973 (Acceso 30 de Junio 2017).

Coleman, N., Bell, C., Taylor, H., y Primic – Zakelj, M. Leukemia and residence near electricity transmission equipment: a case-control study. Br J. Cancer; 60: 793. 1989.

de Pomerai, D., Daniells, C., David, H., et al,. Microwave radiation induces a heat-shock response and enhances growth in the nematode Caenorhabditis elegans. IEEE Trans Microwave Theor Tech 2000; 48:2076-2081.

Eger, H., Hagen, K. U., Lucas, B., et al. (2004). The influence of being physically near to a cell phone transmission mast on the incidence of cancer. Umwelt Medizin Gesellschaft. 17:1–7.

Hassig M., et al , (febrero de 2012) Aumento de la aparición de la catarata nuclear en la pantorrilla después de la erección de una estación base de telefonía móvil , Schweiz Arco Tierheilkd. 2012 Feb; 154 (2)

Hernández, L., Quiroga V., Medina, K., Guerrero, L. (2008) estado del arte proyecto ondas electromagnéticas. Hospital de Fontibon,1(1), pág 8.

Horst, Eger., Klaus, Uwe Hagen., Birgitt, Lucas., Vogel, Peter,. y Helmut, Voit. Influencia de la cercanía de una antena de telefonía móvil sobre la incidencia del cáncer. Revista Alemana Umwelt·medizin·gesellschaft | 17 | 4/2004.

Kundi, M., Mild, KH., Hadell, L., y Mattson, MO. Mobile telephones and cancer – A review of epidemiological evidence. J Toxicol Environ Health 2004; Part B 7: 351-384.

Lahkola, A., Tokola, K., y Auvinen, A. Meta-analysis of mobile phone use and intracranial tumors. Scand J Work Environ Health 2006; 32: 171-177.

Michelozzi, P., Capon, A., Kirchmayer, U., et al. (2002). Adult and childhood leukemia near a high-power radio station in Rome, Italy. Am. J. Epidemiol. 155:1096–1103.

Morgan LLMiller ABSasco ADavis DL, (May 2015) Mobile phone radiation causes brain tumors and should be classified as a probable human carcinogen (2A) (Review), Int J Oncol. 2015 May;46(5):1865-71. doi: 10.3892/ijo.2015.2908. Epub 2015 Feb 25.

Röösli, M., Moser, M., Baldinini, Y., Meier, M., y Braun-Fahrlander, C. Symptoms of ill health ascribed to electromagnetic field exposure – a questionnaire survey. Int J Hyg Environ Health 2004; 207: 141-150.

Santini, R., Danze, JM., Seigne, M., Louppe, B. Guide pratique européen des pollutions électromagnétiques de l’environnement. Embourg (Belgique): Éditions Marco Pietteur ; 2000. p. 239.

Skvarca J, Aguirre A. Normas y estándares aplicables a los campos electromagnéticos de radiofrecuencias en América Latina: guía para los límites de exposición y los protocolos de medición. Rev Panam Salud Pública. 2006;20(2/3):205–12.

Skvarca, Jorge,. y Aguirre, Aníbal. Norms and standards for radiofrequency electromagnetic fields in Latin America: guidelines for exposure limits and measurement protocols. Rev Panam Salud Pública. 2006, Vol. 20. [Citado 30 de Junio 2017]. Disponible en: http://www.scielosp.org/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1020-2017&lng=en&nrm=iso&gt;.

Vargas, Marcos. La protección sanitaria frente a los campos electromagnéticos. Gaceta sanitaria [online]. 2004. Vol 18. [Citado 30 de Junio 2017] Disponible en: http://scielop.org/applications/scielo-org/sso/loginScielo.php?lang=es.html.

Zhou LYZhang HXLan YL, et al, (April 2014) Epidemiological investigation of risk factors of the pregnant women with early spontaneous abortion in Beijing, Chin J Integr Med. 2015 Apr 14.

Que es el proyecto CEM: descripción del proyecto. Publicado en: http://www.who.int/peh- emf/project/EMF_project/es/index2.html.

WHO Library Cataloguing-in-Publication Data. Extremely low frequency fields. (Environmental health criteria ; 238) World Health Organization 2007.

Estableciendo un diálogo sobre los riesgos de los campos electromagnéticos. Radiación y salud ambiental. Departamento de protección del ambiente humano. Ginebra Suiza. 2005.

International Commission On Non – Ionizing Radiation Protection e.v. Recomendaciones para límitar la exposición a campos electromagnéticos, magnéticos y electromagnéticos (hasta 300 GHz). 1990. pg 6.

Asociación Mundial de la Salud. (2014). Campos electromagnéticos y salud pública: teléfonos móviles. Noviembre 2016, Sitio web: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs193/es/

Balmori, A. (2004). Posibles efectos de las ondas electromagnéticas utilizadas en la telefonía inalámbrica sobre los seres vivos. Ardeola, Nº. 51.

Cancino, M. (2012, marzo, 09). Radiación Electromagnética – Un Asesino Invisible.wmv [Archivo de video]. Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=vrMjwabPMiw

Diaz, L. (2010). Radiaciones electromagnéticas y salud en la investigación médica. Revista Cubana de Medicina Militar, Nº39, 38,43.

López J. (2014). Comisión de Comunicaciones de Nigeria dicta reducir los elementos de las estaciones base que causan cáncer. Octubre, 2016, de Contaminación electromagnética y otras radiaciones Sitio web: https://radiaciones.wordpress.com/tag/antenas-de-telefonia-celular/

López J. (2014). Confirman daños por vivir cerca de una Antena Base de Telefonía Móvil. Noviembre 2016, de contaminación electromagnética y otras radiaciones Sitio web: https://radiaciones.wordpress.com/tag/michael-kundi/

Organización Mundial de la Salud (OMS). (2016). ¿Qué es el Proyecto CEM?. Noviembre, 2016, Sitio web: http://www.who.int/peh-emf/project/EMF_Project/es/index1.html

Pérez, C., Guzmán, R., y Taureaux, N. (2005). Campos electromagnéticos de baja frecuencia y leucemia infantil en Ciudad de La Habana. Revista Cubana de Higiene y Epidemiología, Nº.43.

Solano, M., y Saiz J. Conceptos Básicos de Electromagnetismo. , 1,35.

Tchernitchin A. (2015). Efectos de la Radiación Electromagnética Sobre la Salud Con énfasis en la telefonía celular. , 12,20

Tchernitchin, A., y Riveros, R. (2004). Efectos de la Radiación Electromagnética sobre la Salud. Cuad Méd Soc (Chile)

Torres, J., y Álzate, L. (2006). Efectos de las radiaciones electromagnéticas no ionizantes en sistemas biológicos. Revista Médica de Risaralda, N.º12.

Vera, R., y Cruz V. (25 de Diciembre. 2010). Campos Electromagnéticos de las Estaciones base de telefonía móvil -2008 en la Ciudad de Potosí-Bolivia y sus Efectos en la Salud. Electronica-UNMSMN, Nº25, 10,15.

El cerebro de niños y adolescentes. (2016). Los celulares afectan al cerebro. Noviembre, 09,2016, de Sitio web: http://cerebroniad.blogspot.com/2013/04/los-celulares-afectan-al-cerebro.html).

Radiación Electromagnética. (2016). Radiacines Electromagneticas. Noviembre,15,2016, de Sitio web: http://htamayo9.wixsite.com/magno-winalite).

En la Feria Ecoreus 2015 de este fin de semana 27, 28 y 29 de noviembre, vamos a explicar como tener internet por cable y eliminar el wifi de viviendas y escuelas, y ganaremos en salud  en velocidad y conexión, en los últimos años el aumento desmesurado del wifi, un sistema para abaratar costes y cuotas de mantenimiento,esta resultando del todo problemático en salud, y sobre todo en sostenibilidad por la cantidad de energía que consumen las redes inalámbricas, y tambien los cuelgues constantes que obligan a cambiar a frecuencias más perversas pasando del 2,45 al 5,1, una brutalidad de impacto para niños sobre todo de corta edad.

El wifi en las escuelas problema creciente

Hora de la Conferencia: 16 horas Sala A el domingo 29

Joan Carles López Sancho

Joan Carles López  hablara de los últimos estudios relacionados, así como los pormenores de todo lo relacionado pros y contras.

Furriol

Jordi Furriol de NR Zones nos hablará de cómo conseguir cambiar a cable sin problemas y como se puede hacer

¿Que es NR Zologo NR Zonesnes? es una empresa joven que busca, principalmente, crear entornos 100% saludables para el desarrollo de las actividades diarias de todos nosotros intentando, en la medida de lo posible, conseguir que allí donde pasamos más horas, estemos el mínimo expuestos a radiaciones no ionizantes.

Sin embargo, no pretendemos ir en contra del progreso. Tanto es así que estamos desarrollando tecnología que nos permita seguir en un entorno sano, pero conectados allí donde nos sea necesario. Así pues, nuestra misión es clara: reformar o construir infraestructuras libres de radiaciones donde poder vivir, trabajar o desarrollar cualquier actividad de media o larga duración.

Cartel de la feria Ecoreus 2015 por Joan Carles López

Cartel de la feria Ecoreus 2015

Más información sobre Ecoreus y sus conferencias en:

http://ecoreus.blogspot.com.es/

Llamamiento científico Internacional sobre las radiaciones CEM

Publicado: 27 mayo, 2015 en alta frecuencia, alternativas wifi, animales, Antenas, antenas base, antenas tetra, Aves, bombillas de bajo consumo, campo magnético, campos eléctricos, campos electromagneticos, cáncer, Colegios sin wifi, contadores inteligentes, contaminación electromagnética, Control, Efectos en seres vivos, eléctricidad, electromagnetic fields, electropolución, electrosensibilid, electrosensibilidad, electrosmog, elementos contaminantes, elementos de protección, EMF, Energías limpias, escuelas, escuelas sin wifi, estudios, estudios cáncer, Experto en radiaciones, Exposición trabajadores, Geobiología, geobiologia, Grandes Corporaciones, hábitat, Interferencias, Internet de las cosas, inventos inalámbricos, investigación, Joan Carles López, La salud de l'habitat, Leucemia, leucemia cáncer, Lifi, lineas de alta tensión, Materiales de protección, microondas, niños, normativas, nuevo estudio, radiofrecuencia, Riesgos laborales, Salud, sistemas de emergencias, smartphones, Smarts Meters, tecnologia inalámbrica, teléfono celular, Teléfono móvil, Transtornos, tumores, tumores cerebrales, wi-fi, wifi, wireless, wlan
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Para:  Su Excelencia Ban Ki-moon, Secretario General de las Naciones Unidas
Dr. Honorable Margaret Chan, Directora General de la Organización Mundial de la Salud
de la ONU Estados Miembros

Llamamiento Internacional

Los científicos llaman para la Protección de los No-ionizante exposición a campos electromagnéticos

Somos científicos dedicados al estudio de los efectos biológicos y de salud de los campos electromagnéticos no ionizantes (CEM). Con base en investigaciones de expertos, publicado, tenemos serias preocupaciones con respecto a la ubicua y aumento de la exposición a los campos electromagnéticos generados por dispositivos eléctricos e inalámbricos. Estos incluyen, pero no se limitan a la radiación de radiofrecuencia (RFR) dispositivos, como los teléfonos celulares e inalámbricos y sus estaciones base, Wi-Fi, antenas de emisión, los contadores inteligentes que emiten, y el bebé monitores, así como los dispositivos eléctricos y infraestructuras utilizado en el suministro de electricidad que generan campo electromagnético extremadamente baja frecuencia (ELF EMF).

Base científica de nuestras preocupaciones comunes

Numerosas publicaciones científicas recientes han demostrado que los CEM organismos muy por debajo de la mayoría de las directrices internacionales y nacionales afecta a la vida en los niveles. Los efectos incluyen el aumento de riesgo de cáncer, el estrés celular, aumento de los radicales libres, daños genéticos, cambios estructurales y funcionales del sistema reproductor, el aprendizaje y déficit de memoria, trastornos neurológicos, y los impactos negativos en el bienestar general de los seres humanos. El daño va más allá de la raza humana, ya que cada vez hay más evidencia de efectos nocivos tanto para la vida vegetal y animal.

Estos resultados justifican nuestro llamamiento a las Naciones Unidas (ONU) y, a todos los Estados miembros en el mundo, para alentar la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ejercer un fuerte liderazgo en el fomento de la elaboración de directrices CEM más protección, el fomento de medidas cautelares, y educando al público sobre los riesgos de salud, en particular riesgo para los niños y el desarrollo fetal. Por no tomar medidas, la OMS no está cumpliendo su función de organismo de salud pública internacional preeminente.

Directrices internacionales inadecuada CEM no ionizantes

Los distintos organismos que establecen normas de seguridad no han logrado imponer pautas suficientes para proteger al público en general, en particular los niños que son más vulnerables a los efectos de los CEM.

La Comisión Internacional sobre No Ionizante Protección Radiológica (ICNIRP), establecido en 1998 las “Directrices para limitar la exposición a distintos intervalos de tiempo eléctricos, magnéticos y campos electromagnéticos (hasta 300 GHz)” [1] . Estas directrices son aceptados por los países de la OMS y numerosos en todo el mundo. La OMS hace un llamamiento a todas las naciones para que adopten las normas ICNIRP para fomentar la armonización internacional de las normas. En 2009, la ICNIRP emitió un comunicado diciendo que estaba reafirmando sus directrices 1998, al igual que en su opinión, la literatura científica publicada desde entonces “no ha presentado pruebas de cualquier efecto adverso por debajo de las restricciones básicas y no requerir una revisión inmediata de sus directrices sobre la limitación de la exposición a campos electromagnéticos de alta frecuencia [2] . ICNIRP continúa hasta nuestros días para hacer estas afirmaciones, a pesar de la creciente evidencia científica de lo contrario. Es nuestra opinión que, debido a las normas ICNIRP no cubren la exposición y de baja intensidad efectos a largo plazo, que son insuficientes para proteger la salud pública.

La OMS adoptó la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) clasificación de extremadamente baja frecuencia del campo electromagnético (ELF EMF) en 2002 [3] y la radiación de radiofrecuencia (RFR) en 2011 [4] . Esta clasificación establece que EMF es un posible carcinógeno humano (grupo 2B) . A pesar de los dos hallazgos IARC, la OMS sigue sostienen que no hay pruebas suficientes para justificar la reducción de estos límites de exposición cuantitativos.

Dado que no hay controversia sobre un fundamento para el establecimiento de normas para evitar efectos adversos para la salud, se recomienda que el Programa Ambiental de las Naciones Unidas (UNEP) convocar y financiar un comité multidisciplinario independiente para explorar los pros y los contras de las alternativas a las prácticas actuales que podrían sustancialmente menor humana la exposición a campos de RF y ELF. Las deliberaciones de este grupo deben llevarse a cabo de una manera transparente e imparcial. Aunque es esencial que la industria participar y cooperar en este proceso, la industria no se debe permitir que el sesgo de sus procesos o conclusiones. Este grupo debe ofrecer su análisis a la ONU y la OMS para guiar la acción cautelar.

 

Colectivamente también solicitamos que:

  1. Los niños y las mujeres embarazadas se puedan proteger en espacios comunes ;
  2. Crear directrices y normas reguladoras más consecuentes con la protección a las personas.
  3. Alentar a los fabricantes a desarrollar una tecnología más segura.
  4. Los servicios públicos responsables de la generación, transmisión, distribución y de supervisar  la electricidad, a  mantener una adecuada calidad de la energía y asegurar el cableado eléctrico adecuado para minimizar la planta dañina actual;
  5. El público deberá estar plenamente informado acerca de los posibles riesgos para la salud de la energía electromagnética y enseñó las estrategias de reducción de daños;
  6. Los Profesionales de la medicina, que sean educados acerca de los efectos biológicos de la energía electromagnética y proporcionar formación sobre el tratamiento de los pacientes con sensibilidad electromagnética;
  7. Los gobiernos que procedan a la creación  de fondos y de investigación en los campos electromagnéticos y la salud, que es independiente de la industria y la industria mandato cooperación con investigadores;
  8. Los medios de comunicación den a conocer las relaciones financieras de los expertos con la industria al citar sus opiniones con respecto a los aspectos de salud y seguridad de las tecnologías de la FEM y sus emisores;
  9. Se establecerán zonas – blancas (áreas libres de radiación).

 

1)  http://www.icnirp.org/cms/upload/publications/ICNIRPemfgdl.pdf
2)  http://www.icnirp.org/cms/upload/publications/ICNIRPStatementEMF.pdf
3)  http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol80/
4)  http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol102/

 

Fecha de lanzamiento: 11 de mayo 2015.

Todas las consultas, incluidas las de los científicos calificados que soliciten que su nombre sea añadido a la apelación, se pueden hacer poniéndose en contacto con Elizabeth Kelley, MA, Director, EMFscientist.org, en info@EMFscientist.org .

Nota : los signatarios del presente recurso se han inscrito como individuos, dando sus afiliaciones profesionales, pero esto no significa necesariamente que esto representa los puntos de vista de sus empleadores o las organizaciones profesionales que están afiliados a.

Signatarios

 

Armenia

Prof. Sinerik Ayrapetyan, Ph.D ., Ciencias de la Vida Centro Internacional de Postgrado para la Educación, la Cátedra UNESCO, Armenia

Australia

Dr. Priyanka Bandara, Ph.D. , Independiente Salud Ambiental Educador / Investigador, Australia; Asesor de Salud Ambiental Trust y Doctores para escuelas más seguras

Dr. Bruce Hocking, MD, MBBS, FAFOEM (RACP), FRACGP, FARPS , especialista en medicina del trabajo; Victoria, Australia

Dr. Gautam (Vini) Khurana, Ph.D., FRACS, Director, SNC Neurocirugía, Australia

Dr. Don Maisch, Ph.D. , Australia

Dr. Elena Pirogova, Ph.D., Biomed Eng., B. Eng (Hon) Chem. Esp., Ingeniería y Facultad de Salud; Universidad RMIT, Australia

Dr. María Redmayne, Ph.D., Departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la Universidad de Monash, Australia

Dr. Carlos Teo, BM, BS, MBBS, miembro de la Orden de Australia, Director del Centro de Mínima Invasión en Neurocirugía Hospital Príncipe de Gales, NSW, Australia

Austria

Dr. Michael Kundi, MD , de la Universidad de Viena, Austria

Dr. Gerd Oberfeld, MD, Departamento de Salud Pública, Gobierno Salzburgo, Austria

Dr. Bernhard Pollner, MD , Pollner Investigación, Austria

Prof. Dr. Hugo W. Rüdiger, MD , Austria

Bahrein

Dr. Amer Kamal, MD, Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad del Golfo Arábigo, Bahrein

Bélgica

Prof. Marie-Claire Cammaerts, Ph.D., de la Universidad Libre de Bruselas, Facultad de Ciencias, Bruselas, Bélgica

Brasil

Vânia Araújo Condesa, MSc., ingeniero eléctrico, Belo Horizonte, Brasil

Prof. Dr. João Eduardo de Araujo, MD , de la Universidad de Sao Paulo, Brasil

Dr. Francisco de Assis Ferreira Tejo, D. Sc. , Universidad Federal de Campina Grande, Campina Grande, estado de Paraíba, Brasil

Prof. Álvaro DeSalles, Ph.D., de la Universidad Federal de Río Grande del Sol, Brasil

Prof. Adilza Dode, Ph.D., MSc. Ciencias de la Ingeniería, la Universidad Metodista de Minas, Brasil

Dr. Daiana Condessa Dode, MD, de la Universidad Federal de Medicina, Brasil

Michael Condessa Dode, Analista de Sistemas, MRE Engenharia Ltda, Belo Horizonte, Brasil

Canadá

Dr. Magda Havas, Ph.D. , estudios ambientales y de recursos, el Centro de Estudios de la Salud, Universidad de Trent, Canadá

Dr. Paul Héroux, Ph.D , Director, Programa de Salud Ocupacional de la Universidad McGill.; InvitroPlus Labs, Royal Victoria Hospital, Universidad McGill, Canadá

Dr. Tom Hutchinson, Ph.D. , Profesor Emérito, Medio Ambiente y Estudios de Recursos, Universidad de Trent, Canadá

Prof. Ying Li, Ph.D., InVitroPlus Labs, Departamento de Cirugía, Hospital Royal Victoria, Universidad McGill, Canadá

James McKay M.Sc, ecologista, ciudad de Londres; Servicios de Planificación, Medio Ambiente y Planificación de Parques, Londres, Canadá

Dr. Anthony B. Miller, MD, FRCP , profesor emérito, Dalla Lana Escuela de Salud Pública de la Universidad de Toronto, Canadá

Prof. Klaus-Peter Ossenkopp, Ph.D. , Departamento de Psicología (Neurociencia), de la Universidad de Western Ontario, Canadá

Dr. Malcolm Paterson, Ph.D. Molecular oncólogo (ret.), Columbia Británica, Canadá

Prof. Michael A. Persinger, Ph.D., del Comportamiento Neurociencia y Ciencias Biomoleculares, Laurentian University, Canadá

China

Prof. Huai Chiang , Bioelectromagnetics clave Laboratorio de la Facultad de Medicina de la Universidad China de Zhejiang

Prof. Yuqing Duan, Ph.D. , Alimentación y Bioingeniería de la Universidad de Jiangsu, China

Dr. Kaijun Liu, Ph.D., de la Universidad Médica Militar Tercero, Chongqing, China

Prof. Xiaodong Liu , Director, Laboratorio Clave de radiación Biología, Ministerio de Salud de China; Vicedecano de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Jilin, China

Prof. Wenjun Sun, Ph.D ., Bioelectromagnetics clave Laboratorio de la Facultad de Medicina de la Universidad China de Zhejiang

Prof. Minglian Wang, Ph.D. , Facultad de Ciencias de la Vida y Bioingeniería, Universidad de Beijing de Tecnología, China

Prof. Wang Qun, Ph.D ., Facultad de Ciencia de los Materiales e Ingeniería, Universidad de Beijing de Tecnología, China

Prof. Haihiu Zhang, Ph.D. , Escuela de Alimentación y Bioingeniería de la Universidad de Jiangsu, China

Prof. Jianbao Zhang , Decano Asociado, Ciencias de la Vida y la Escuela de Tecnología de la Universidad Jiaotong de Xi’an, China

Prof. Hui Yan Zhao , Director de STSCRW, Colegio de Protección Fitosanitaria, Northwest Universidad A & M, Yangling Shaanxi, China

Prof. J. Zhao, Departamento de Cirugía en el pecho, el Centro de Cáncer de la Universidad de Medicina de Guangzhou, Guangzhou, China

Croacia

Ivancica Trosic, Ph.D., Instituto para la Investigación Médica y Salud Ocupacional, Croacia

Egipto

Prof. Dr. Abu Bakr Abdel Fatth El-Bediwi, Ph.D., Departamento de Física, Facultad de Ciencias, Universidad de Mansoura, Egipto

Prof. Dr. Emad Fawzy Eskander, Ph.D., de la División de Medicina, Departamento de Hormonas, Centro Nacional de Investigación, Egipto

Prof. Dr. Heba Salah El Din Abul Ezz, Ph.D., Fisiología, Departamento de Zoología de la Facultad de Ciencias, Universidad de El Cairo, Egipto

Prof. Dr. Nasr Radwan, Ph.D., Neurofisiología, Facultad de Ciencias, Universidad de El Cairo, Egipto

Estonia

Dr. Hiie Hinrikus, Ph.D., D.Sc , Universidad Tecnológica de Tallinn, Estonia

Sr. Tarmo Koppel, Universidad Tecnológica de Tallinn, Estonia

Finlandia

Dr. Mikko Ahonen, Ph.D, Universidad de Tampere, Finlandia

Dr. Marjukka Hagström, LL.M., M.Soc.Sc, Investigador Principal, Radio y EMC Laboratorio, Finlandia

Prof. Dr. Osmo Hänninen, Ph.D. , Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Finlandia Oriental, Finlandia; Editor en Jefe, Fisiopatología

Dariusz Leszczynski, Ph.D. , profesor adjunto de Bioquímica de la Universidad de Helsinki, Finlandia; Miembro del Grupo de Trabajo de IARC que clasifica la radiación del teléfono celular como posible carcinógeno

Francia

Prof. Dr. Dominique Belpomme, MD, MPH , Profesor de Oncología, París V Universidad Descartes, Director Ejecutivo ECERI

Dr. Pierre Le Ruz, Ph.D. , Criirem, Le Mans, Francia

Georgia

Prof. Besarion Partsvania, Ph.D ., Director de Bio-cibernética del Departamento de la Universidad Técnica de Georgia, Georgia

Alemania

Prof. Dr. Franz Adlkofer, MD , Presidente de la Fundación de Pandora, Alemania

Prof. Dr. Hynek Burda, Ph.D., de la Universidad de Duisburg-Essen, Alemania

Dr. Horst Eger, MD, los campos electromagnéticos en Medicina, Asociación de Estatutarias Salud Médicos Seguros, Baviera, Alemania

Dr. rer. nat. Lebrecht von Klitzing, Ph.D., Director, Instituto de Environ. Física; Ex-Jefe de Investigación Clínica de la Universidad Médica de Friburgo, Alemania

Dr.Sc. Florian M. König, Ph.D. , Florian König Enterprises (FKE) GmbH, Munich, Alemania

Dr. Ulrich Warnke, Ph.D., Bionik-Institut, Universidad de Saarlandes, Alemania

Grecia

Dr. F. Adamantia Fragopoulou, M.Sc., Ph.D., Departamento de Biología Celular y Biofísica de la Facultad de Biología de la Universidad de Atenas, Grecia

Dr. Christos Georgiou, Ph.D., Departamento de Biología, Universidad de Patras, Grecia

Prof. Emérito Lukas H. Margaritis, Ph.D., dptos. Biología Celular, Radiobiología y Biofísica de la Facultad de Biología, Univ. de Atenas, Grecia

Dr. Aikaterini Skouroliakou, M.Sc., Ph.D., Departamento de Energía de Tecnología de Ingeniería, Instituto de Educación Tecnológica de Atenas, Grecia

Dr. Stelios Un Zinelis, MD , Hellenic Cáncer Society-Cefalonia, Grecia

Islandia

Dr. Ceon Ramón, Ph.D. , profesor afiliado de la Universidad de Washington, EE.UU., Profesor de la Universidad de Reykjavik, Islandia

India

Prof. Dr. BD Banerjee, Ph.D., FMR. Cabeza, Medio Ambiente Bioquímica y Laboratorio de Biología Molecular, Departamento de Bioquímica de la Facultad de la Universidad de Ciencias Médicas de la Universidad de Delhi, India

Prof. Jitendra Behari, Ph.D., ex decano de la Universidad Jawaharlal Nehru; actualmente, Profesor Emérito, Universidad de la amistad, la India

Prof. Dr. Madhukar Shivajirao Dama , Instituto de Investigación Veterinaria de Vida Silvestre, la India

Asociar el Prof. Dr. Amarjot Dhami, PhD. , Lovely Universidad Profesional, Phagwara, Punjab, India

Dr. K. Kavindra Kesari, MBA, Ph.D., Residente Ambiental Científico de la Universidad de Finlandia Oriental, Finlandia; Profesor Asistente de la Universidad Nacional de Jaipur, India

Prof. Girish Kumar, Ph.D. , Departamento de Ingeniería Eléctrica, Instituto Indio de Tecnología de Bombay, India

Prof. Rashmi Mathur, Ph.D., Jefe del Departamento de Fisiología, Instituto Indio de Ciencias Médicas, Nueva Delhi, India

Sivani Saravanamuttu, M.Sc., M. Phil. , Dpto avanzada Zoología y Biotecnología, Loyola College, Chennai, India

Prof. NN Sareesh, Ph.D ., Melaka Manipal Medical College de la Universidad Manipal, India

Dr. RS Sharma, MD , Sr. Director General Adjunto, Científico – G & Coordinador Jefe – EMF Proyecto, Consejo Indio de Investigación Médica, Departamento de Investigación en Salud, Ministerio / Salud y Bienestar Familiar, Gobierno de la India, Ansari Nagar, Nueva Delhi, India

Prof. Dr. Dorairaj Sudarsanam, M.Sc., M.Ed., Ph.D. , Fellow – Academia Nacional de Ciencias Biológicas, profesor de Zoología de la Biotecnología y Bioinformática, Depto avanzada Zoología y Biotecnología, Loyola College, Chennai , Así que la India

Irán

Prof. Dr. Soheila Abdi, Ph.D., Física, Islámica Azad University of Safadasht, Teherán, Irán

Prof. GA Jelodar, DVM, Ph.D., Fisiología, Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Shiraz, Irán

Prof. Hamid Mobasheri, Ph.D., Jefe, BRC; Head, Membrana Biofísica y Macromoléculas Lab; Instituto de Bioquímica y Biofísica de la Universidad de Teherán, Irán

Prof. SMJ Mortazavi, Ph.D., Jefe, Física e Ingeniería Médica; Presidente, NIER Centro de Investigación de Protección, Shiraz Universidad de las Ciencias Médicas, Irán

Prof. Amirnader Emami Razavi, Ph.D ., Biochem Clínica., National Banco de Tumores del Instituto del Cáncer, Teherán Univ. Ciencias Médicas, Irán

Dr. Masood Sepehrimanesh, Ph.D., Centro de Investigación Gastroenterohepatology, Shiraz Universidad de las Ciencias Médicas, Irán

Prof. Dr. Mohammad Shabani, Ph.D., Neurofisiología, Centro de Investigación de Neurociencia Kerman, Irán

Israel

Dr. Yael Stein, MD, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, el Centro Médico Hadassah, Israel

Dr. Danny Wolf, MD, Pediatra y de cabecera, Sherutey Briut Clalit, shron distrito de Samaria, Israel

Dr. Ronni Wolf, MD , Assoc. Profesor Clínico, Jefe de la Unidad de Dermatología, Kaplan Medical Center, Rehovot, Israel

Italia

Prof. Sergio Adamo, Ph.D., de la Universidad La Sapienza, Roma, Italia

Prof. Fernanda Amicarelli, Ph.D., Biología Aplicada, Departamento de Salud, la Vida y Ciencias Ambientales de la Universidad de L’Aquila, Italia

Dr. Pasquale Avino, Ph.D., INAIL Sección de Investigación, Roma, Italia

Dr. Fiorella Belpoggi, Ph.D., FIATP, Director, Cesare Maltoni Centro de Investigación del Cáncer, Instituto Ramazzini, Italia

Prof. Emanuele Calabro , del Departamento de Física y Ciencias de la Tierra de la Universidad de Messina, Italia

Prof. Franco Cervellati, Ph.D., Departamento de Ciencias de la Vida y Biotecnología, Sección de Fisiología General de la Universidad de Ferrara, Italia

Prof. Stefano Falone, Ph.D., Investigador en Biología Aplicada, Departamento de Salud, la Vida y Ciencias Ambientales de la Universidad de L’Aquila, Italia

Prof. Dr. Speridione Garbisa , ret. Senior Scholar, Dept. de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Padova, Italia

Dr. Settimio Grimaldi, Ph.D., Científico Asociado, Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Italia

Prof. Livio Giuliani, Ph.D , Director de Investigación, del Servicio Nacional de Salud de Italia, Roma-Florencia-Bozen.; Portavoz, ICEMS – Comisión Internacional para la Seguridad Electromagnética, Italia

Prof. Dr. Angelo Levis, MD, Departamento Ciencias Médicas, Universidad de Padua, Italia

Prof. Salvatore Magazu, Ph.D., Departamento de Física y Ciencias de la Universidad de Messina, Italia

Dr. Fiorenzo Marinelli, Ph.D., Investigador, Instituto de Genética Molecular del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, Italia

Claudio Poggi , ingeniero electrónico, Director de Investigación, Sistemi srl, (TN), Génova, Italia

Prof. Raoul Saggini , Universidad G. D’Annunzio, Chieti, Italia

Dr. Morando Soffritti, MD, Presidente de Honor del Instituto Nacional para el Estudio y Control de Cáncer y Enfermedades Ambientales B. Ramazzini, Bologna, Italia

Prof. Massimo Sperini, Ph.D., Centro para Interuniversitario de Investigación sobre el Desarrollo Sostenible, Roma, Italia

Japón

Prof. Tsuyoshi Hondou, Ph.D., Escuela de Graduados de Ciencias de la Universidad de Tohoku, Japón

Prof. Hidetake Miyata, Ph.D., Departamento de Física de la Universidad de Tohoku, Japón

Jordania

Prof. Mohammed SH Al Salameh , Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Americana de Madaba, Madaba,

Kazajstán

Dr. Timur Saliev, MD, Ph.D., Ciencias de la Vida de la Universidad Nazarbayev, Kazajistán; Instituto de Ciencias Médicas / Tecnología de la Universidad de Dundee, Reino Unido

Nueva Zelanda

Dr. Bruce Rapley, BSc, MPhil, Ph.D., Director de Consultoría Científico, Atkinson y Rapley Consulting Ltd., Nueva Zelanda

Nigeria

Dr. Idowu Ayisat Obe , Departamento de Zoología de la Facultad de Ciencias, Universidad de Lagos, Akoka, Lagos, Nigeria

Omán

Prof. Najam Siddiqi, MBBS, Ph.D., Estructura Humana, Omán Medical College, Omán

Polonia

Dr. Pawel Bodera, Pharm. D., Departamento de Seguridad Microondas, Instituto Militar de Higiene y Epidemiología, Polonia

Prof. Dr. Stanislaw Szmigielski, MD, Ph.D., Instituto Militar de Higiene y Epidemiología, Polonia

República de China

Prof. Dr. Tsun-Jen Cheng, MD, Sc.D., Universidad Nacional de Taiwán, República de China,

Federación Rusa

Dr. Oleg Grigoriev, DSc., Ph.D ., Vicepresidente, el Comité Nacional Ruso No Ionizante Protección contra la Radiación, Federación de Rusia

Prof. Yuri Grigoriev, MD , Presidente del Comité Nacional Ruso No Ionizante Protección Radiológica, Federación de Rusia

Dr. Anton Merkulov, Ph.D., Comité Nacional Ruso No Ionizante Protección Radiológica, Moscú, Federación Rusa

Serbia

Dr. Snezana Raus Balind, Ph.D. , Investigador Asociado del Instituto de Investigaciones Biológicas “Sinisa Stankovic”, Belgrado, Serbia

Prof. Danica Dimitrijevic, Ph.D ., Vinca Instituto de Ciencias Nucleares de la Universidad de Belgrado, Serbia

Dr. Sladjana Spasic, Ph.D., Instituto de Investigaciones Multidisciplinarias de la Universidad de Belgrado, Serbia

República Eslovaca

Dr. Igor Belyaev, Ph.D., Dr.Sc., Instituto de Investigación del Cáncer, Academia Eslovaca de Ciencias, Bratislava, República Eslovaca

 

Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Young Hwan Ahn, MD, Ph.D, Facultad de Medicina de la Universidad Ajou, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Kwon-Seok Chae, Ph.D., Molecular-Electromagnética Laboratorio de Biología de la Universidad Nacional de Kyungpook, Corea del Sur (República de Corea)

Dr. Myung Chan Gye, Ph.D., Universidad de Hanyang, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Dr. Yoon-Myoung Gimm, Ph.D., Escuela de Electrónica y Eléctrica Ingeniería de la Universidad Dankook, Corea del Sur (República de Corea)

Dr. Mina Ha, MD, Universidad Dankook, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Seung-Cheol Hong, MD, Universidad Inje, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Dong Hyun Kim, Ph.D., Departamento de Otorrinolaringología-Cirugía de Cabeza y Cuello del Hospital de Incheon de Santa María, la Universidad Católica de Corea, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Ha-Rim Kim , Dept. de Farmacología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Dankook, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Myeung Ju Kim, MD, Ph.D., Departamento de Anatomía, Dankook University College de Medicina, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Yun-Sil Lee, Ph.D., Universidad de Mujeres Ewha, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Dr. Yoon-Wong Kim, MD, Ph.D., Escuela de Medicina de la Universidad Hallym, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Jung Keog Park, Ph.D., Ciencias de la Vida y Biotecnología; Dir., Investigación Instit.of Biotecnología de la Universidad de Dongguk, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Sungman Park, Ph.D., Instituto de Ciencias Médicas de la Facultad de Medicina de la Universidad Hallym, Corea del Sur (República de Corea)

Prof. Kiwon Song, Ph.D., Departamento de Química de la Universidad de Yonsei, Corea del Sur (República de Corea)

España

Prof. Dr. Miguel Alcaraz, MD, Ph.D., Radiología y Medicina Física de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia, España

Dr. Alfonso Balmori, Ph.D., biólogo, Consejería de Medio Ambiente, Junta de Castilla y León, España

Prof. JL Bardasano, D.Sc , Universidad de Alcalá, Departamento de Especialidades Médicas, Madrid, España

Dr. Claudio Gómez-Perretta, MD, Ph.D. , del Hospital Universitario La Fe, Valencia, España

Prof. Dr. Elena López Martín, Ph.D., Anatomía Humana, Facultad de Medicina, Universidad de Santiago de Compostela, España

Prof. Enrique A. Navarro, Ph.D., Departamento de Física Aplicada y Electromagnetismo de la Universidad de Valencia, España

Suecia

Dr. Michael Carlberg, MSc , Hospital de la Universidad de Örebro, Suecia

Dr. Lennart Hardell, MD, Ph.D. , University Hospital, Örebro, Suecia

Prof. Olle Johansson, Ph.D. , Unidad de Dermatología Experimental, Departamento de Neurociencias, Instituto Karolinska, Suecia

Dr. Bertil R. Persson, Ph.D., MD, Universidad de Lund, Suecia

Superior Prof. Dr. Leif Salford, MD . Departamento de Neurocirugía, Director, Rausing Laboratorio de la Universidad de Lund, Suecia

Dr. Fredrik Söderqvist, Ph.D. , Ctr. de Investigación Clínica de la Universidad de Uppsala, Västerås, Suecia

Suiza

Dr. nat. phil. Daniel Favre, Asociación Romande Alerta, Suiza

Turquia

Prof. Dr. Mehmet Zülküf Akdağ, Ph.D., Departamento de Biofísica de la Facultad de Medicina de la Universidad Dicle, Diyarbakir, Turquía

Prof. Dr. Halil Ibrahim Atasoy MD , Facultad de Medicina de la Universidad Abant Izzet Baysal, Turquía

Prof. Ayse G. Canseven (Kursun), Ph.D., Universidad de Gazi, Facultad de Medicina, Departamento de Biofísica, Turquía

Prof. Dr. Mustafa Salih Celik, Ph.D., FMR. Cabeza, turco Sociedad de Biofísica; Jefe, Departamento de Biofísica; Facultad de Medicina, Dicle Univ., Turquía

Prof. Dr. Suleyman Dasdag, Ph.D ., Departamento de Biofísica de la Facultad de Medicina de la Universidad Dicle, Turquía

Prof. Omar Elmas, MD, Ph.D., Universidad de Mugla Sitki Kocman, Facultad de Medicina, Departamento de Fisiología, Turquía

Dr. Arzú Firlarer, M.Sc. Ph.D., Salud Ocupacional y Departamento de Seguridad de la Universidad Baskent, Turquía

Prof. Suleyman Kaplan, Ph.D. , Vicecanciller; Dir. Servicios De Salud; Jefe, Departamento de Histología y Embriología, Turquía

Dr. Mustafa Nazıroğlu, Ph.D., Biofísica Dept, Facultad de Medicina, Universidad Suleyman Demirel, en Isparta, Turquía

Prof. Dr. Ersan Odacı, MD, Ph.D., de la Universidad Técnica de Karadeniz, Facultad de Medicina, Trabzon, Turquía

Dr. Elcin Ozgur, Ph.D., Departamento de Biofísica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Gazi, Turquía

Dr. Cemil Sert, Ph.D., Departamento de Biofísica de la Facultad de Medicina, Universidad de Harran, Turquía

Prof. Dr. Nesrin Seyhan, B.Sc., Ph.D., Facultad de Medicina de la Universidad Gazi; Presidente, Biofísica Dept; Directora GNRK Ctr .;Panel Mbr, la OTAN STO HFM; Científico Secretaría miembros, ICEMS; Comité Asesor de Miembros, la OMS EMF, Turquía

Dr. Bahriye Sirav (Aral), ABD, Universidad Gazi Facultad de Medicina, Departamento de Biofísica, Turquía

Reino Unido

David Gee, investigador asociado del Instituto de Medio Ambiente, Salud y las Sociedades de la Universidad de Brunel, Reino Unido

Dr. Mae-Wan Ho, Ph.D., Instituto de Ciencia y Sociedad, Reino Unido

Dr. Gerard J. Hyland , Instituto de Biofísica. Neuss, Alemania, Reino Unido

Dr. Isaac Jamieson, Ph.D ., Biosustainable Diseño, Reino Unido

Prof. Michael J. O’Carroll , profesor emérito, ex Vicerrector de la Universidad de Sunderland, Reino Unido.

Alasdair Phillips , ingeniero eléctrico, Reino Unido

Dr. Syed Ghulam Sarwar Shah, M.Sc., Ph.D., Consultor de Salud Pública, Investigador Honorario, Brunel University de Londres, Reino Unido

Dr. Sarah Starkey, Ph.D. , Reino Unido

Ucrania

Dr. Oleg Banyra, MD, segundo Policlínico Municipal, Centro Médico St. Paraskeva, Ucrania

Prof. Igor Yakymenko, Ph.D., doctor en Ciencias , Instituto de Patología Experimental, Oncología y Radiobiología, Academia Nacional de Ciencias de Ucrania

EE.UU.

Dr. Martin Blank, Ph.D. , Universidad de Columbia, EE.UU.

Prof. Jim Burch, MS, Ph.D. , Dept. Epidemiología y Bioestadística, Escuela Arnold de Salud Pública, Universidad de Carolina del Sur, EE.UU.

Prof. David O. Carpenter, MD , Director del Instituto para la Salud y el Medio Ambiente de la Universidad de Nueva York en Albany, EE.UU.

Prof. Simona Carrubba, Ph.D. , Biofísica, Daemen College, de la Mujer y el Hospital de Niños de Buffalo Neurología Dept., EE.UU.

Dr. Zoreh Davanipour, DVM, Ph.D., Amigos del Instituto de Investigación, EE.UU.

Dr. Devra Davis, Ph.D., MPH , Presidente, Salud Ambiental Fiduciario; Miembro del Colegio Americano de Epidemiología, EE.UU.

Prof. P. Om Gandhi, Ph.D., Departamento de Ingeniería Eléctrica y Computación de la Universidad de Utah, EE.UU.

Prof. Beatrice Golomb, MD, Ph.D., Universidad de California en la Escuela de Medicina de EE.UU. San Diego

Dr. Martha R. Herbert, MD, Ph.D., Escuela de Medicina de Harvard, la Universidad de Harvard, EE.UU.

Dr. Donald Hillman, Ph.D., Profesor Emérito de la Universidad Estatal de Michigan, EE.UU.

Elizabeth Kelley, MA , FMR. La gestión de la Secretaría, ICEMS, Italia; Director, EMFscientist.org, EE.UU.

Dr. Henry Lai, Ph.D. , de la Universidad de Washington, EE.UU.

Blake Levitt , médico periodista / ciencia, ex colaborador del New York Times, EMF investigador y autor, EE.UU.

Dr. Albert M. Manville, II, Ph.D. y CWB ., Adj. Profesor de la Escuela Krieger de Artes y Ciencias de la Universidad Johns Hopkins;Manejo de Aves Migratorias, Servicio de Pesca y Vida Silvestre, EE.UU.

Dr. Andrew Marino, JD, Ph.D., Profesor Jubilado, LSU Health Sciences Center, EE.UU.

Dr. Marko Markov, Ph.D., Presidente, Research International, Buffalo, Nueva York, EE.UU.

Jeffrey L. Marrongelle, DC, CCN , Presidente / Socio Director de BioEnergiMed LLC, EE.UU.

Dr . Samuel Milham, MD, MPH, EE.UU.

Lloyd Morgan , Medio Ambiente Health Trust, EE.UU.

Dr. Joel M. Moskowitz, Ph.D. , Escuela de Salud Pública de la Universidad de California, Berkeley, EE.UU.

Dr. Martin L. Pall, Ph.D. , Profesor Emérito de la Bioquímica y Ciencias Médicas Básicas de la Universidad del Estado de Washington, EE.UU.

Dr. Jerry L. Phillips, Ph.D . Universidad de Colorado, EE.UU.

Dr. William J. Rea, MD ., Centro de Salud Ambiental, de Dallas, Texas, EE.UU.

Camilla Rees, director general , Electromagnetichealth.org; CEO, Ancho Salud ángulo, LLC, EE.UU.

Prof. Narenda P. Singh, MD , de la Universidad de Washington, EE.UU.

Prof. Eugene Sobel, Ph.D ., jubilado de la Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California, EE.UU.

David Stetzer , Stetzer Electric, Inc., Blair, Wisconsin, EE.UU.

Dr. Lisa Tully, Ph.D. , Instituto de Investigación de Medicina Energética, Boulder, CO, EE.UU.

Descarga de PDF en español:  Spanish_EMF_Scientist_Appeal_2105

Este estudio que os pongo en este articulo, es el resultado de que la exposición es un factor importante en la salud pero en cualquier campo, y en la contaminación electromagnética más, tantos años ignorando el problema trae sus consecuencia y yo además pondría o propondría medidas de precaución y a que cada vez más personas  jovenes utilizan aparatos a muy poca distancia del cuerpo y este este es un ejemplo de consecuencias graves.

En este estudio se analizo que la exposición de alta frecuencia se realizo por de bajo de los limites de la exposición humana .
Estudio realizado por los doctores
Lerchl A  , Klose M  , Grote K  , Wilhelm AF  , Spathmann O  , Fiedler T  , Streckert J  , Hansen V , Clemens M  .
La gran mayoría de iestudios n vitro e in vivo no encontró efectos cancerígenos de la exposición a campos electromagnéticos (RF-CEM), es decir, emitidas por los teléfonos móviles y las estaciones base. Los resultados publicados anteriormente de un estudio piloto con los ratones tratados con carcinógenos, sin embargo, sugieren que provocan tumores por RF-EMF (Tillmann et al., 2010).

Ejemplo:Cerebro metástasis en el derecho hemisferio cerebral de cáncer de pulmón se muestra en imágenes de resonancia magnética .

El aumento del tumor cerebral es considerable en los últimos años, este es la definición muy relacionado con la alta frecuencia y en una distancia muy corta.

Tumor Cerebral

Un tumor en el cerebro o neoplasia intracraneal se produce cuando se forman células anormales en el cerebro Hay dos tipos principales de tumores: malignas o cancerosas y tumores benignos . tumores .

 Los tumores cancerosos se pueden dividir en tumores primarios que se iniciaron en el cerebro y aquellos que se extendió desde otro lugar conocido como metástasis cerebral .

Sintomas

Estos pueden incluir dolores de cabeza , convulsiones , problemas con la visión ,vómitos , y cambios mentales. El dolor de cabeza es clásicamente peor por la mañana y se va con el vómito. Los problemas más específicos pueden incluir dificultad para caminar, perdida en el habla incoherencias en la conversación . A medida que la enfermedad progresa se pierde la racionalidad.

Tumores:

La Organización Mundial de la Salud (OMS) clasifica los tumores en cuatro grupos principales: las neoplasias benignas , en los tumores in situ , los tumores malignos y neoplasias de comportamiento incierto o desconocido. Los tumores malignos son también conocidas simplemente como cánceres .

Antes de la crecimiento anormal de tejido, como neoplasia, las células se someten a menudo un patrón anormal de crecimiento, tales como metaplasia o displasia .  Sin embargo, metaplasia o displasia no siempre progresan a neoplasia.

Colectomía muestra que contenga una neoplasia maligna, a saber,, de color rojizo, tumor de forma irregular

La relación es evidente en muchos estudios, pero los relacionados con la alta frecuencia son evidentes.

Esto se debe a la proximidad cada vez más acentuada de la disposición de los terminales y dispositivos inalámbricos, aquí dispongo de un ejemplo me dejo bastantes, pero estos son los más preocupantes, y basados en el criterio de la proximidad:

  • Smartphones y teléfonos móviles
  • Telefonos inalámbricos DECT.
  • Tablets.
  • Ordenadores portatiles
  • Sistemas de seguridad inalámbricas, cámaras, sensores, botón de pánico.
  • PLC wifi,
  • Routers wifi.
  • Monitores de vigilancia de bebés.
  • Antenas repetidoras dentro de las viviendas (aumento en el últimos años de un 300%)
  • Cerca de Antenas base.
  • Radares.
  • Antenas Tetra, (emergencias, bomberos policía)
  • Dispositivos de cobro, maquinas de pedidos electrónicos, multas electrónicas, pedidos en restauración.
  • ·3G y 4G.

Lo que está quedando claro y desde hace tiempo y el tiempo por desgracia, siempre nos da la razón, cualquier alteración electrica ya sea inalámbrica (microondas) o por eléctricidad,(cableado eléctrico), nos comete una alteración, todo ello dependerá de las dosís, pero en los efectos en seres vivos los efectos son cada vez preocupantes, y lo más sorprendente para muchos, es que en dosis muy ínfimas, pero esto determina que somos seres biologicos si fueramos robots no existiria este blog, este es el prpoblema base de toda la contaminación electromagnética.

Resumen

Se ha realizado un estudio de replicación usando un mayor número de animales por grupo y entre ellos dos niveles adicionales de exposición (0 (falso), 0,04, 0,4 y 2 W / kg SAR).

Podríamos confirmar y ampliar los resultados reportados originalmente. El número de tumores de los pulmones y el hígado en animales expuestos fueron significativamente más altos que en los controles sham-expuesta.

Además, también se encontraron linfomas ser significativamente elevados por la exposición. Un efecto dosis-respuesta clara está ausente. Se postula que estos efectos promotores de tumores pueden ser causados ​​por cambios metabólicos debidos a la exposición. Dado que muchos de los que provoca tumores y promover en nuestro estudio fueron vistos en niveles bajos a moderados de exposición (0,04 y 0,4 W / kg SAR), por lo tanto muy por debajo de los límites de exposición para los usuarios de teléfonos móviles, se justifican más estudios para investigar los mecanismos subyacentes . Nuestros resultados pueden ayudar a comprender las mayores incidencias reportadas en varias ocasiones de los tumores cerebrales en los grandes consumidores de teléfonos móviles.

El teléfono móvil y la cercanía alas antenas base, siguen siendo un riesgo alto para las personas, ya que con este interesantisimo estudio y todos los que lo preceden, hay material suficiente para sentarse todas las partes implicadas y buscar soluciones.

Pero como digo en innumerables ocasiones, Ni esto saldrá en los medios, ni tampoco se tomaran medidas precautorias, siguen mirando hacía otro lado ya que como siempre don dinero llama a tu puerta.

Fuente:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25749340?dopt=Abstract

http://en.wikipedia.org/wiki/Brain_tumor