Archivos de la categoría ‘Transgénicos’

Nuevo programa de radio “Radiación positiva”

Publicado: 20 febrero, 2014 en Agricultura, alimentos, Alimentos irradiados, animales, Antenas, auriculares, Bioconstrucción, bombillas de bajo consumo, cáncer, Colegios sin wifi, Conferencia, contadores inteligentes, contaminación electromagnética, Control, Corrupción, Cursos, Cursos y Formación, Distracción, Efectos en seres vivos, eléctricidad, electromagnetic fields, electrosensibilidad, Energías limpias, Escaner, Espionaje, Exposición trabajadores, Geobiología, Grandes Corporaciones, Interferencias, inventos inalámbricos, Joan Carles López, Leucemia, lineas de alta tensión, malformaciones, Materiales de protección, microondas, normativas, oficinas, ondas electromagnèticas, Plomo, powerlines, Químicos tóxicos, Radar, radiaciones, Radiaciones aeronáuticas, radiaciones infantiles, radiaciones militares, radiactividad, Radio, radiofrecuencia, Rayos X, Riesgos laborales, Salud, Salud mental, Síndrome Químico Multiple, smartphones, Smarts Meters, Tablet, TAC, tóxicos en el hogar, Teléfono móvil, Toxicos, Transgénicos, Transtornos, tumores, Uncategorized, Viviendas, wifi
Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Mañana inicio una nueva etapa, en la divulgación sobre todo lo relacionado con las radiaciones y  la forma de vivir libre de tóxicos y en un ambiente lo más saludable posible,

Inicio un programa de radio on-line que se llama RADIACIÓN POSITIVA, este programa se emitirá los viernes a las 22 horas  en esta  dirección

http://evolutionsecret.net/,  que podremos encontrar en este programa un lugar donde en otro sitio no hay cabida, porque se molesta de que se hable de la verdad de los riesgos, que padecemos, de las corruptelas, dela protección, de las soluciones, de afectados. de las normativas, de las asociaciones, de la gente, de la vida y como no debemos actuar.

evolution secret radio (2)

Entrevistas, reportajes, preguntas en vivo, chat en directo, en fin un espacio donde todo lo relacionado con las radiaciones naturales artificiales, salud alimentación químicos etc… tendrá su visión diferente a otros medios, espero vuestra opinión.

hasta este viernes  a las 22 horas en EVOLUTION SECRET RADIO,

saludos

Joan Carles López

Este fin de semana en Barcelona se celebrará el 4º Congreso de Alimentación Viva y Consciente, un cartel de lujo en el cual he sido invitado como ponente,

Siempre he hablado de radiaciones, y radiaciones lo es todo, todos emitimos radiaciones, unos más  que otros, bromas  a parte; en está ocasión y me parece importante voy a hablar de la importancia de cocinar con materiales los más naturales posibles, las diferentes maneras de cocinar los alimentos en las cocinas que hemos pasado del gas  directamente al microondas y la cocina de inducción y por consiguiente una rapidez en la cocción que devalúa la comida que ingerimos, y de paso lo que nos afecta estos aparatos .

También repasare, la falta de margenes, la sobre explotación  de la tierra y  la intoxicación por fitosanitarios  en una megaproducción agroalimentaría, lleva a una reducción de margenes que hace que las empresas se vean obligadas a irradiar para tener o alargar estos margenes.

Si he dicho bien irradiar con radiactividad los alimentos para tenerlos más tiempo en los almacenes, y así de paso también porque no, manipular el precio del mercado.

Esto  unido totalmente a una falta de naturalidad y efectos en el ser humano que empieza a ser evidente, esta presentación la públicare cuando acabe el congreso y así que todos mis lextores puedan disfrutar de está valiosa información.

Os dejo con el resto de invitados para que veais lo potente que es este año este congreso,

un saludo

Joan Carles López

programa

Más información en http://viadimension.es/

16 JUL 2012 04:47

EQUIPAMIENTO S. RIER

Las fibras textiles del futuro son activas, ejecutan una función, y son ecológicas. Son fibras antibacterianas, antimoho o anti ácaros; fibras que incorporan efectos saludables, desodorantes o perfumados; fibras que generan o almacenan calor, que protegen de las radiaciones UV o que son conductoras de electricidad. También son fibras del futuro el algodón orgánico, el bambú, la soja, el maíz o las fibras derivadas de la quitina, de la proteína de leche y del alginato, así como las procedentes del reciclaje.

 

Por primera vez, los fabricantes de fibras tienen en cuenta cuestiones como la mejora de la calidad de vida del consumidor y el respeto al medio ambiente. Así, si hace cuarenta años las innovaciones en las fibras textiles se centraron en una mejora de las funciones (fibras más resistentes, de tacto más suave, etc.), hoy se trabaja en fibras resistentes al fuego, con aditivos funcionales o que mejoren la transpirabilidad.

 

Esta es una de las conclusiones del estudio “Materias Primas para el Sector Textil/Confección. Opciones de Futuro”, que ha publicado el Observatorio Industrial del Sector Textil/ Confección, en el que se indica que además de añadir innovación, las fibras siempre deberán dar respuesta a necesidades básicas del consumidor tales como el fácil cuidado, el precio y los valores éticos.

 

Según el estudio, que han elaborado los centros tecnológicos AitexAsintecCetemmsa y Leitat, los objetivos actuales de los fabricantes son tres. En primer lugar, explotar las capacidades de las fibras que ya se conocen. En segundo lugar, desarrollar nuevas fibras que se adapten a las condiciones del entorno. Y por último, crear “fibras súper-miméticas”, con reacciones similares a las funciones de las personas.

 

La innovación en fibras textiles se orienta en mejorar las cualidades estéticas, funcionales y de confort de las prendas. De ahí que los productores investiguen en el desarrollo de fibras que mejoren la transpiración; que generen, almacenen y liberen calor; electro conductoras y metálicas con propiedades antiestáticas; en fibras con efectos desodorantes; que mejoren a adaptabilidad de la prenda al cuerpo; que eviten el pilling; que protejan de los rayos UV; que tengan propiedades antibacterianas; que den un tacto y una textura agradable; que generen tejidos más ligeros y de aspecto elegante; que sean resistentes a los ácidos; fibras con propiedades anti-estrés; resistentes al fuego; que liberen fragancias, o que protejan de los insectos.

 

Hasta finales de siglo XIX, todas las fibras que consumía la industria textil eran naturales: lino, lana, algodón, seda, etc. A principios del siglo XX, se descubren nuevos materiales que fomentan las fibras artificiales, como el rayón, el nylon, el poliéster o el elastómero.

 

En los último veinte años del siglo XX, se suman las familias de fibras manufacturadas muy resistentes, como la poliamida HT, el poliéster HT y la viscosa HT, entre otras; y la de elevadas prestaciones mecánicas y térmicas, como los diferentes tipos de aramidas, polibenzimidazol (PBI), polieterimidas (PTE), carbono, cerámica, etc. Por último, se manipulan fibras convencionales, como el poliéster o la viscosa, para que aporten nuevas características funcionales.

 

Hoy en día, para potenciar el confort, la estética, el fácil cuidado, la protección o incluso la sensibilidad ecológica, se dispone de fibras convencionales de extrema finura, como las microfibras o las nanofibras, además de fibras con secciones transversales especiales o fibras compuestas por dos polímeros diferentes.

 

Actualmente, el algodón es una fibra más y ni tan siquiera ostenta el primer lugar en el ránking de las más utilizadas, que lideran fibras artificiales como el poliéster y el rayón. La tendencia es que el peso de las fibras artificiales aumente, en detrimento del algodón, que a pesar que su precio sigue en descenso tiende a la volatilidad y se mantiene por encima del de las fibras derivadas del petróleo.

 

Contaminantes químicos y obesidad

Ciertos contaminantes químicos detectados en los alimentos podrían causar obesidad en las personas

  • Por MAITE PELAYO
  • 14 de junio de 2012

– Imagen: Taras Kalapun –Algunos contaminantes químicos presentes en el medio ambiente, pero cuya principal fuente de exposición es la dieta, pueden predisponer a padecer obesidad y otras enfermedades asociadas, como la diabetes tipo 2. Los denominados químicos disruptores endocrinos (EDCs) son sustancias tóxicas presentes en los alimentos y otros productos de uso cotidiano, que interaccionan con el sistema endocrino y provocan que el cuerpo acumule grasa, en lugar de músculo. Así llegan los tóxicos a la dieta, con los correspondientesefectos de los contaminantes en el ser humano y una relación de ida y vuelta, ya que la obesidad también contamina.

 

Los químicos disruptores endocrinos (EDCs) son sustancias químicas, sobre todo de origen sintético (pesticidas, insecticidas, fungicidas), relacionadas con el grupo de los contaminantes orgánicos persistentes (COPs). En su mayoría son solubles en las grasas, por lo que se acumulan en ellas con mayor facilidad. A la vez, su baja biodegradabilidad hace que se mantengan durante mucho tiempo en el ambiente y se acumulen en la cadena alimentaria.

Así consta en un estudio realizado por expertos del Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn). Los expertos han tenido en cuenta numerosos estudios que han vinculado la obesidad y sus patologías asociadas con la exposición universal, permanente y cada vez mayor a estos contaminantes. Según apuntan, para hacerse una idea de la enorme persistencia en el medio de estos contaminantes, todavía hoy se detecta DDT en el 88% de la población general, pese a que este pesticida se prohibió hace más de 35 años.

Tóxicos en la dieta

Los expertos coinciden en que la exposición a estos disruptores endocrinos por parte de la población, y de los seres vivos en general, es universal. Esto se debe a la distribución de estas sustancias contaminantes por todo el planeta como consecuencia de su uso generalizado, y en ocasiones indiscriminado, en laproducción agrícola y a través de los vertidos de aguas residuales, también en la pesca.

Los contaminantes químicos se distribuyen por todo el planeta como consecuencia de su uso en producción agrícola y en la pesca

Un dato alarmante es que, según advierten estos especialistas, los compuestos acumulados en la grasa se transmiten a la descendencia a través de la madre durante la gestación y después en la lactancia. El efecto es mucho más acusado en la edad adulta si la exposición ha tenido lugar en el útero materno, lo que indica la necesidad de reducir la exposición prenatal a estas sustancias. La relación entre exposición precoz a contaminantes y obesidad ya se había establecido en trabajos anteriores, como señalan desde CIBERobn.

En 2003, una publicación estadounidense especializada en toxicología apuntaba que en EE.UU. un 13% de los niños entre 6 y 11 años tenían sobrepeso, un porcentaje que se había triplicado en 20 años. Citaban tóxicos como el bisfenol A y otros muchos e insistían en la importancia del ambiente fetal en el desarrollo de enfermedades adultas. Dos años más tarde, otra revista, esta vez dedicada al neonato, citaba los efectos que puede tener durante el desarrollo fetal el contacto con compuestos que son muy contaminantes, lo que se comprobó con la exposición de ratas gestantes a niveles muy bajos del dietilestilbestrol, una hormona de origen sintético, que provocó casos de obesidad severa cuando las crías llegaron a adultas.

También la exposición al aire contaminado en los primeros años de vida genera una mayor acumulación de grasa abdominal y resistencia a la insulina en los ratones, incluso con una dieta normal, según un estudio realizado en la Universidad de Ohio.

Los efectos de los contaminantes

Los contaminantes químicos no solo engordan, sino que también provocan enfermedades. Existe una amplia bibliografía al respecto y, como recuerdan responsables de CIBERobn, uno de los primeros trabajos sobre el tema publicado en 2002 ya apuntaba cómo desde los años setenta, en muchos estudios sobre tóxicos en animales, se percibía que engordaban debido a la exposición a compuestos como el DDT, endrín, lindano, metales pesados (como cadmio y plomo), disolventes, etc. Sin embargo, en estos trabajos de principios de siglo, no se reparaba demasiado en este hecho, ya que se buscaban otros objetivos, entre ellos, confirmar otros efectos como el riesgo de cáncer.

Años más tarde, publicaciones avaladas por expertos en este campo asociaban algunos tipos de ftalatos, un grupo de contaminantes muy frecuentes, con la obesidad y la resistencia a la insulina que precede al desarrollo de la diabetes. Otros estudios más recientes indican que los plásticos de policarbonato, como el tan cuestionado bisfenol A, que se utilizan sobre todo en los recipientes herméticos de conservación de alimentos, podrían contribuir a generar diabetes al someterse a altas temperaturas. El estudio en cuestión está avalado por la Universidad Miguel Hernández de Elche y, tras analizar a ratas embarazadas expuestas a este compuesto durante la gestación, constató que todas habían desarrollado diabetes gestacional y que a los seis meses de nacer las crías (el equivalente de 40 años en humanos) todas eran diabéticas.

LA OBESIDAD CONTAMINA

No solo la contaminación provoca obesidad, sino que también contamina. Causa además multitud de enfermedades asociadas y un efecto negativo sobre la conservación y sostenibilidad del medio ambiente. Hay diversos estudios que así lo demuestran y que desde el centro de investigación CIBERobn lo reseñan, como el realizado en 2009 en Londres. Este reveló que, de promedio, cada persona obesa es responsable de casi una tonelada más de emisiones de dióxido de carbono por año, en comparación con una persona delgada, lo que significa sumar 1.000 millones de toneladas de gas por año en una población de 1.000 millones de personas con sobrepeso. El dióxido de carbono es uno de los gases responsables del efecto invernadero y reducir sus emisiones se ha convertido en un objetivo mundial prioritario para ralentizar el cambio climático.

Como explican de forma coloquial los especialistas, “cuando se trata de ingerir alimentos, desplazarse en un cuerpo pesado es como conducir un coche grande que consume mucha gasolina”. El Centro para el Control y Prevención de Enfermedades estadounidense también aporta datos al respecto y calcula que entre 1960 y 2002 se podía haber ahorrado el 0,7% de las emisiones de dióxido de carbono y del consumo de combustible si los pasajeros de los vehículos no fueran obesos. En números, según este organismo, se consumieron más de 3.700 millones de litros de gasolina debido al sobrepeso de los americanos en esos años. Otra reciente publicación al respecto estima que una pérdida de peso de 10 kilos en todos los pacientes con obesidad y sobrepeso en el Reino Unido reduciría en un 1% la emisión de dióxido de carbono hasta el año 2020.

Mientras se comercializa en nuestro país, la UE la prohíbe porque contiene trazas de organismos genéticamente modificados.

La miel española está en cuarentena. Y los apicultores permanecen en estado de alerta. Es lo que afirma el diario francésLe Monde y que nos alerta la Sociedad Española de Agricultura Ecológica (SEAE) en una carta de la que nos hacemos eco y que a su vez recoge la opinión publicada enEcodiari y en otros medios de comunicación.

Desde que en septiembre de 2011 el Tribunal de Justicia de la Unión Europea se pronunció contra la comercialización de la miel con trazas de organismos genéticamente modificados (OGM), la exportación de la miel producida en el Estado español está “prácticamente paralizada”, tal como afirma José L. González, portavoz de los apicultores de la Coordinadora de agricultores y ganaderos (COAG). Y los apicultores se encuentran ahora con “la mitad del stock de la temporada 2011 sin colocar”.
España es a la vez el principal productor europeo de miel, con casi 2,5 millones de colmenas que producen unas 30.000 toneladas de miel al año, y es el único productor de maíz transgénico de la Unión Europea. Un mal negocio, ya que las abejas no reconocen fronteras y “difícilmente se puede detener el viento con una espiga”, como le gusta decir a Luis Ferreirim, responsable de la campaña sobre los transgénicos en la agricultura de Greenpeace España. Es imposible controlar el lugar donde las abejas hacen su tan preciado trabajo y, por tanto, es imposible garantizar que el polen no será portador de OGM.
“En 2011, la superficie de maíz MON810 aumentó un 27% y representa 97.300 hectáreas, es decir una cuarta parte de maíz que se cultiva en el Estado español”, afirma Ferreirim. Cataluña tiene más del 40% de los campos experimentales de OGM que aún no han sido autorizados.
Aunque los agricultores tratan de controlar el camino de sus abejas, se enfrentan a un problema adicional. “El gobierno no ha cumplido su compromiso de cartografiar con precisión los campos de cultivos transgénicos, denuncia González. “Ni siquiera sabemos si nuestros vecinos producen OGM”.

EL PAPEL DE LA POLINIZACIÓN
Alejar las colmenas de los campos contaminados podría ser una solución, aunque a priori los apicultores se muestran reticentes a trasladarse. “Esto equivaldría a ceder ante los OGM, ya que nosotros no somos culpables, sino víctimas de la contaminación. Y además se pondría en cuestión el papel fundamental de la polinización del medio natural y sería perjudicial para los agricultores que no cultivan OGM “, sostiene el responsable de la COAG.
El único punto positivo es que las principales zonas productoras de maíz transgénico no se corresponden con las grandes áreas de la apicultura. Si el Aragón cultiva 41.000 hectáreas de maíz y 30.000 Cataluña, en Andalucía, primera región apícola, “sólo” hay 5.000 hectáreas. Extremadura, la segunda región de producción de miel, posee 10.000 hectáreas de cultivos transgénicos.
Hasta que la Unión Europea y el Gobierno español no lo resuelvan, los apicultores siguen la comercialización en España sin obstáculos, pero exigirán que la empresa estadounidense Monsanto asuma las consecuencias de la paralización de sus exportaciones.
“Algunos apicultores han decidido pagar los costes de los análisis que certifican la pureza de la miel para la exportación, cuando la Administración o, mejor dicho, Monsanto es quien debería pagar”, señala González, que es apicultor en Extremadura . Más allá de las indemnizaciones esperadas, los apicultores desean sobre todo que España, que siempre ha sido favorable a los transgénicos, reconsidere su postura.
Se reunirán en breve con el nuevo ministro de Agricultura. También a cargo del medio ambiente, Miguel Ángel Arias Cañete, pero tienen pocas esperanzas. Arias Cañete es conocido por su postura a favor del uso de la biotecnología en la agricultura cuando era ministro de Agricultura durante el gobierno de José María Aznar, entre 2000 y 2004.
Una situación similar se está viviendo en México después de que se autorizara la masiva plantación de soja transgénica, tal como revela Greenpeace México.
Y hace unos meses veíamos en ecocosas.com el mismo problema con la miel de Uruguay.

Traducción libre del catalán por Raúl Mannise de una noticia sacada deEcodiari

Fuente: http://vidasana.org/noticias-vidasana/la-miel-espanola-no-se-puede-exportar-por-culpa-los-transgenicos.html

Otra vez Monsanto, menuda pesadilla, Aquí que nos las damos de enterados y sobre todo de estar al día y tener lo último, ahora si sin preocuparse si es bueno o si hay dudas, Hace total 4 dias que hemos salido de la España profunda del pañuelo en la cabeza y la boina, con todo el respeto a esas prendas, a si nos va.