Archivos para 16 diciembre, 2015

Las alarmas por el aumento de la electrosensibilidad son serias y son cada vez más frecuentes, hay que empezar a tratar seriamente la electrosensibilidad que todavía muchos rechazan o que es un simple efecto nocebo o infundado, como el caso de una chica que le querían inducir corrientes eléctricas en la cabeza, porque el wifi la achicharraba, unas barbaridades más cercanas al siglo XIX que al XXI, pero dejando este grave ejemplo el aumento muy desproporcionado de este tipo de dispositivos sugiere tomar medidas precautorias, que ahora miso no existen, y pido que sea pronto, antes de que nos arrepintamos todos las partes. os dejo con este estudio que creo que habla por si solo y a través de alumnos y profesores afectados.

Hipersensibilidad electromagnética – un desafío cada vez mayor para la profesión médica

Hedendahl L, Carlberg M, Hardell L. Rev Environ Health 2015 01 de diciembre; 30 (4): 209 a 15. doi: 10.1515 / reveh-2.015-0012.

RESUMEN:

En 1970, un informe de la ex Unión Soviética describió el “síndrome de microondas” entre el personal militar, trabajando con el equipo de radio y radar, que mostró síntomas que incluyen fatiga, mareos, dolores de cabeza, problemas de concentración y memoria, y trastornos del sueño.Se encontraron síntomas similares en la década de 1980 entre los suecos que trabajan delante de los monitores de tubo de rayos catódicos, con síntomas como enrojecimiento, ardor y hormigueo en la piel, especialmente en la cara, pero también dolores de cabeza, mareos, cansancio, y fotosensibilidad. Los mismos síntomas se presentan en los finlandeses, con hipersensibilidad electromagnética (EHS) que se atribuye a la exposición a campos electromagnéticos (CEM). De especial preocupación es la exposición involuntaria a radiofrecuencia (RF) -EMF de diferentes fuentes. La mayoría de las personas no son conscientes de este tipo de exposición, la cual no tiene olor, color o visibilidad. Existe una creciente preocupación de que el uso inalámbrico de ordenadores portátiles y iPads en las escuelas suecas, donde algunos tienen libros de texto, incluso abandonados, exacerbará la exposición a los CEM.

Riesgos en lugares de trabajo y estudio de Joan carles López

Riesgos en lugares de trabajo y estudio

MÉTODOS:

Hemos estudiado la literatura sobre los diferentes aspectos de EHS y los posibles efectos adversos para la salud de RF-EMF. Esto se ejemplifica con casos clínicos de dos estudiantes y un profesor que desarrollaron síntomas de EHS en las escuelas utilizando Wi-Fi gratuita.

RESULTADOS:

En encuestas de población, la prevalencia de EHS ha oscilado entre el 1,5% en Suecia al 13,3% en Taiwán. Estudios de provocación en los CEM han arrojado resultados diferentes, que van desde donde las personas con EHS no pueden discriminar entre una señal de RF activo y el placebo, para observar objetivamente los cambios después de la exposición en las reacciones de la pupila, cambios en el ritmo cardíaco, daño a los eritrocitos, y perturbado metabolismo de la glucosa en el cerebro. Los dos estudiantes y el profesor a partir de los informes de casos mostraron síntomas similares, mientras que en los entornos escolares, como los mencionados anteriormente.

DISCUSIÓN:

Austria es el único país con una sugerencia por escrito a las directrices sobre el diagnóstico y tratamiento de problemas de salud relacionados con el EMF. Aparte de esto, EHS no se reconoce como un diagnóstico específico en el resto del mundo, y no existe un tratamiento establecido.

CONCLUSIÓN:

Parece necesario dar una Clasificación Internacional de Enfermedades de EHS para conseguirlo aceptado como problemas de salud relacionados con el EMF. El aumento de la exposición a RF-EMF en las escuelas es de gran preocupación y necesita una mejor atención. Efectos en la salud a largo plazo son desconocidos. Los padres, maestros y juntas escolares tienen la responsabilidad de proteger a los niños de la exposición innecesaria.

Fuente: http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26372109