La electrosensibilidad una terrible enfermedad que no se la recomiendo a nadie, el problema que es una gran desconocida y que crea rechazo en la sociedad, porque la gente se cree que se va en contra de todo lo electrónico y inalámbrico por que si, pues nada más lejos es como si te quemaran por dentro, y la verdad, no es recomendable para nadie,recluidos, viviendo en espacios donde hay pocas personas y no hay infraestructuras viven atemorizados de que no les llegue una onda o les instalen un dispositivo cerca de ellos, cuando el cuerpo se bloquea y no te deja pasar ninguna corriente eléctrica proveniente de su alrededor y es  en que lo analizamos y lo  es todo, vivimos rodeados, espacios libres lugares especiales, esto es lo que se pide y lo que más se requiere comprensión, y que sobre todo los médicos sepan diagnosticar esta terrible enfermedad, hay casos y conozco uno que se ha querido aplicar corrientes eléctricas en la cabeza, (o sea tratamiento psiquiátrico de a principios del siglo XX, denigrante, en fin esperemos que cambié, aunque sea a base de que crece cada día que pasa el número de afectados, os dejo con el articulo……

El tiene 42-años de edad, dice que está desesperado por estar viviendo en una cabaña de madera aislada, porque prácticamente todos los aspectos de la vida moderna le causa dolor

                                                               Peter Lloyd no puede estar cerca de cualquier cosa eléctrica

No puede utilizar la red eléctrica para la calefacción o la iluminación y se lava con agua calentada en una cocina de gas.

Él no tiene aparatos eléctricos, no puede ver la televisión, escuchar un CD, acceso a internet o utilizar un teléfono.

Los visitantes tienen que dejar los teléfonos móviles y relojes fuera porque podría causar una reacción severa.

Y él no puede salir debido a la probabilidad de encontrar a alguien con un teléfono móvil, un coche que pasa, un taladro eléctrico o una zona wifi.

Estas condiciones de vida son extraordinarias porque Peter Lloyd, de 42 años, sufre de una condición rara y cruel llamada hipersensibilidad electromagnética.

En esta imágen: ¿se ve cómo Peter Lloyd vive:

En su caso, se ha progresado hasta el punto insoportable donde está confinada a un sofá reclinable en su cocina, sin poder caminar.

El hombre de 42 años que vive en las afueras de Cardiff ahora dice que quiere ser realojados en una cabaña de madera aislada porque sufre dolor grave cada vez que entra en contacto con la electricidad.

Cuando el señor Lloyd se trasladó a su actual sede en St Fagans en 2009, tuvo que ser en ruedas hasta el Camino Taff  y por la noche/madrugada para minimizar la posibilidad de contacto con fuentes de electricidad.

Para pasar el tiempo, lee unos 100 libros al año por la luz de las velas orgánicas cuando se hace de noche.

Cuando fuimos a fotografiar Sr. Lloyd, que no pudimos tomar una cámara electrónica cerca de él.

Compramos una cámara desechable de un supermercado con el fin de ser capaz de fotografiar.

Pero tuvimos que capturar imágenes de vídeo, que cuenta con su perro de Iggy Pop, desde el otro lado de la calle.

En la actualidad, el Sr. Lloyd está sufriendo de un exceso de presión porque el próximo martes debe a ser desalojado de su casa.

Hasta el momento, el Ayuntamiento de Cardiff, que tendrá la responsabilidad legal de lo realojarlo, no ha llegado todavía  una oferta de realojamiento que él y sus abogados y asesores médicos consideran como adecuadas.

Es probable que termine en el hospital – un resultado que le llena de temor debido a los graves efectos negativos que sabe que va a sufrir de la proximidad a las máquinas médicas.

Un hombre elocuente e inteligente que trabajaba como físico y la nutrición entrenador personal antes de convertirse en una persona demasiada enferma, el Sr. Lloyd, dijo: “La primera vez que empecé a experimentar lo que ahora sé fueron los primeros síntomas, fue cuando tenía veinticinco años. El tener una sensación de niebla en la cabeza después de mirar una pantalla de ordenador, y tenía una incapacidad para pensar con claridad. Tuve dificultades para hablar – lo que llamo ‘bloque pensado’.

“Un día me acuerdo de estar en el centro de St David en Cardiff y echar a perder seis cheques en una tienda de nutrición.

“Yo tenía un teléfono móvil de tipo ladrillo temprana vinculado a una llamada GSM de la red que me afectó.

“A medida que pasaba el tiempo me di cuenta de que me estaba convirtiendo sensibilizado a más y diferentes frecuencias y dispositivos. Mi reacción natural fue creer que podía hacer frente, pero la situación sólo empeoró. Me gustaría tener intensos dolores de cabeza en la parte frontal de la cabeza “.

Como lector entusiasta, que regularmente miraba revistas como New Scientist y Scientific American.

“Me encontré con algunos artículos que describen mis síntomas y me enteré de todo lo que pude sobre la hipersensibilidad electromagnética”, dijo.

Después de una temporada de tres años viviendo en España, el Sr. Lloyd volvió a Cardiff, donde finalmente perdió la capacidad de caminar.

Cuenta con el apoyo de su hermano, Esteban, quien junto a Cardiff West MP Kevin Brennan ha estado ayudando a su campaña para ser realojados en una cabaña especialmente diseñado en un lugar aislado.

Hemos visto un informe médico que confirma el diagnóstico del señor Lloyd.

Ayuntamiento de Cardiff, dijo que no discutió los casos individuales.

¿Qué es la hipersensibilidad electromagnética?

El término “hipersensibilidad eléctrica” ​​fue utilizado por primera vez en 1989, mientras que la “hipersensibilidad electromagnética” – EHS para abreviar – fue acuñado en 1994 para reflejar la sensibilidad de quienes la padecen a magnética, así como los campos eléctricos.

Ya en la década de 1930, sin embargo, se observaron síntomas de EHS en las personas que trabajan con la radio y la electricidad, y con el radar militar en la década de 1940.

La Electrosensibilidad se expandió  más en la población desde la década de 1970 con las computadoras.

Aumentó en la década de 1980 con los teléfonos móviles e inalámbricos, y con wifi a partir de 2000.

Miles de personas están vinculadas con los grupos de apoyo de EHS en 30 países.

La primera comenzó en Suecia en 1989; el grupo del Reino Unido comenzó en 2003.

Suecia reconoce EHS como una discapacidad funcional en 2002, la Comisión Canadiense de Derechos Humanos hizo lo mismo en 2007.

En 2009, el Parlamento Europeo votó a favor de las personas con EHS para ser reconocidos como discapacitados.

A pesar de tener el reconocimiento oficial, muchos médicos aún saben poco o nada acerca de la condición.

Peter Lloyd tiene una forma extrema de la misma.

Fuente:http://www.walesonline.co.uk/news/wales-news/electromagnetic-hypersensitivity-means-peter-lloyd-7948249

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s