NATASHA BITA NACIONAL EDITOR SOCIAL NEWS NETWORK LIMITED 29 DE SEPTIEMBRE 2013 
 Un científico de CSIRO ha ganado una compensación por dolor paralizante de Wi-Fi.

Un científico del CSIRO ha ganado una compensación por dolor paralizante de Wi-Fi. Fuente: News Limited

Un científico de CSIRO ha ganado una compensación para las cefaleas incapacitantes, náuseas y mareos causados ​​por el uso de Wi-Fi y los ordenadores en el trabajo.

Dr. David McDonald, un matemático que trabajaba como investigador principal en el CSIRO de 15 años, ha pasado a vivir  al campoen su casa  victoriana para evitar la radiación electromagnética.

Lleva ropa a medida hecha de tela metálica, se ha proyectado su casa con escudos de metal e incluso duerme en una tienda especial para detectar las transmisiones de Wi-Fi en hoteles.

“Cuando entro en un edificio con Wi-Fi Me siento muy mal”, dijo ayer.

“Tengo un dolor de cabeza muy fuerte y el lado izquierdo de mi cabeza se siente adormecida.

“Después de dejar que la exposición, los síntomas desaparecen”.

En un caso que podría sentar un precedente para casos de compensación de los trabajadores, el Tribunal Administrativo de Apelación (AAT) ha dictaminado que la aseguradora del gobierno federal, Comcare, debe compensar el Dr. McDonald de “agravamiento de una enfermedad de la náusea, desorientación y dolor de cabeza”.

La sentencia establece que el Dr. McDonald dijo al comité de selección CSIRO durante su entrevista de trabajo que sufría de sensibilidad a las frecuencias electromagnéticas – o EMF – emitida por las computadoras, televisores, teléfonos celulares, hornos de microondas, cables eléctricos y transformadores.

El CSIRO acordó darle un asistente, para que pudiera escribir programas en papel y tener a alguien que marcara el código en unordenador.

Pero en 2005 se retiró el apoyo administrativo y ordenó el doctor McDonald a prueba de trabajo con un teléfono BlackBerry, un proyector electrónico y una computadora de escritorio encerrado en una “jaula de Faraday” para bloquear los campos eléctricos.

“Dr. McDonald se enfermó en cuestión de minutos cada vez que su equipo estaba encendido,” los estados juicio.

“Él experimentó náuseas y dolores de cabeza y sufrió migraña severa 2-12 horas después.

“Se sintió mal durante varios días después de cada ataque.”

Dr. McDonald se le permitió trabajar desde su casa durante seis meses -, pero cuando trató de regresar a su oficina de Melbourne en 2009 “se puso demasiado enfermo para continuar” y tomó la baja  por enfermedad.

Commonwealth Scientific and Industrial Researc...

En mayo de 2011 el CSIRO dijo el Dr. McDonald que “no era médicamente posible para él para llevar a cabo los requisitos de su cargo”.

AAT vicepresidente James Constanza falló que, sobre la base de la evidencia del Dr. McDonald, los médicos y especialistas médicos, “estoy convencido de que las migrañas que siguieron inmediatamente a la exposición a los CEM se contribuyeron, en gran medida, por el trabajo desempeñado por el  Dr McDonald para la CSIRO”.

El fallo AAT significa que se seguirá pagando el 75 por ciento de su salario, como indemnización por su enfermedad.

Dr. McDonald dijo que se sentía escuelas deben cablear ordenadores en lugar de utilizar Wi-Fi.

“Temo por los niños que no saben por qué no pueden concentrarse, o por qué se sienten náuseas,” dijo.

“Y el cableado en el internet es mucho más rápido y más eficiente que el uso de Wi-Fi”.

Un profesor de Melbourne con 30 años de experiencia, Maureen Kirsch, dejó la enseñanza de suministro en el 2011 porque se sentía Wi-Fi estaba dando dolores de cabeza que causan ceguera.

“Hubo escuelas que había estado yendo a por 10 o 15 años y nunca he tenido un problema, entonces empecé a tener problemas con su conexión Wi-Fi”, dijo ayer.

“Me di cuenta de que 17 ordenadores portátiles se encenderían y yo no podía estar de pie en el aula.

“Sentí que mi cabeza iba a explotar, llegué a casa con la visión borrosa y no podía pensar con claridad.

“Sucedió continuamente y repetidamente hasta que estaba tan enfermo que se rindió.”

Sra. Kirsch dijo que primero sufrió síntomas cuando un contador inteligente de electricidad se instaló en su casa, y tiene casa desde que se trasladó.

Presidente de la Asociación Médica Australiana Steve Hambleton dijo ayer sensibilidad electromagnética no fue reconocido como una enfermedad. (Normal que va a decir, sigue la norma y el protocolo)

Él dijo que no había “ningún mecanismo conocido” para que el Wi-Fi pudiera dañar el ADN.(Yo tampoco lo creo pero estar siempre encima y próximo a la fuente, daños producir)

Fuente:http://www.heraldsun.com.au/technology/csiro-scientist-dr-david-mcdonald-wins-compensation-for-wifi-pain/story-fni0byb4-1226729178281

Bueno empiezan a aparecer casos con más asiduidad, pero este creara precedente ya que es el primero en lograr una indemnización por los daños producidos por el wifi, si daños en el día día, que un rato no pasa nada pero la multiplicación de sistemas wifi, y la exposición a las tablets, que produce una radiación desmesurada encima de las personas, y más si son de corta edad.

Anuncios
comentarios
  1. […] Republicado de: https://radiaciones.wordpress.com/2013/10/07/el-cientifico-dr-david-mcdonald-gana-la-1a-indemnizacion… […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s