Archivos para 13 octubre, 2011

Algunos canadienses hacen todo lo posible para escapar de las ondas de radiación de la electrónica que se consideran inofensivos

por Alex Ballingall el Jueves, 13 de octubre
Refugiados en su propia tierra

Simon Hayter / Maclean “s

Como madre de dos niñas, Samantha Boutet hace lo que cree que es necesaria para proteger a su familia. Es por eso que, con la difusión de las frecuencias de radio de la tecnología inalámbrica cada vez más común, Boutet es un refugiado en su propia tierra. El doctor en naturopatía y sus dos hijas se trasladan más de 600 km al este de su casa en Maple Ridge, BC, a una pequeña cabaña en un remoto valle en las montañas de la Columbia Británica Kootenay.

La decisión fue motivada por una serie de problemas de salud que afectan a su hija mayor, Amelia, que se inició en el grado 4. Durante más de un año, Amelia sufrido de dolores de cabeza profunda, náuseas persistentes, dolor muscular inexplicable, extremidades hormigueo, y el insomnio, Boutet dice. Al final, después de visitar un número de especialistas, el médico de familia diagnostica Amelia con hipersensibilidad electromagnética (EHS), una condición médica que implica una serie de síntomas no específicos atribuidos a las frecuencias electromagnéticas (EMF), al igual que las descritas por las víctimas de múltiples La sensibilidad química, otra enfermedad del medio ambiente cree que es causada por el bajo nivel de exposición a sustancias químicas. “Me sentí muy mal porque su cuerpo le decía que algo estaba mal, y yo le decía que no podía ser, y yo no podía entender por qué se comportaba de la manera que ella fue”, dice Boutet.

EMF son invisibles frecuencias radiactivos emitidos por las torres de radio, routers WiFi, teléfonos celulares, computadoras portátiles, controles remotos de televisión, incluso los medidores inteligentes nueva medida que el agua y el uso de electricidad y transferir información a los servicios públicos. Estas ondas no ionizantes radiactivos viajan por el aire a frecuencias mucho más baja que la radiación ionizante (que incluye rayos X y rayos gamma) y son ampliamente consideradas como inofensivas. Y debido a la proliferación de la tecnología que los libera, otros como Amelia, ahora de 11 años, se siente como si su salud está en peligro. Ellos pueden vivir con su dolor, o huir a refugios fuera de pista. “No es que estoy preocupado”, dice Boutet. “Mi hija mayor va a ser mortalmente enferma, así que nos tenemos que ir.”

En los EE.UU., la gente está acudiendo en masa a la pequeña ciudad de Green Bank, Virginia Occidental, que forma parte de la Zona Radio tranquila del país. No está permitido dentro inalámbrica 33.000 kilómetros cuadrados para que las ondas no interfieren con los telescopios operados por un observatorio astronómico y de los militares de EE.UU..

La Organización Mundial de la Salud dice que “no hay base científica para relacionar los síntomas de EHS de exposición a los CEM”, y hay indicios de que estos síntomas “puede ser debido a condiciones pre-existentes psiquiátricos”, es decir, el estrés de las preocupaciones sobre la exposición.

Salud de Canadá, por su parte, mantiene la frecuencia electromagnética no es una amenaza. De acuerdo con el departamento del gobierno, los dispositivos como teléfonos celulares y las torres de radio emiten ondas en los niveles de “miles de veces” más bajo que el umbral en el que va en detrimento de la salud humana, según el portavoz Stéphane vástago. Mientras dure la exposición se mantiene por debajo de Salud de Canadá dice “no hay evidencia convincente de que este equipo es peligroso.” Ellos están de acuerdo que “la investigación adicional se justifica” en un posible vínculo con el cáncer.

Una St. Clair, director de Ciudadanos por la tecnología de seguridad, no está convencido. Ella ha estado recorriendo el interior de Columbia Británica para las zonas “libres de todo este veneno en el aire.” St. Clair, que también ha sido diagnosticado con EHS por un médico, no salir de su casa sin un sombrero especial y una camiseta tejida con plata que tiene la intención de evitar las ondas electromagnéticas. Para ella, el hecho de que la gente está dispuesta a dejarlo todo y seguir es suficiente evidencia de que las frecuencias electromagnéticas causar daño. “Detención no hace que las personas dejan sus vidas detrás o renunciar a sus trabajos”, dice.

Lucy Sanford, un ex agente de bienes raíces Toronto, había estado en una batalla de una década con la ansiedad, el insomnio, adormecimiento del cuerpo periódica, dificultad para respirar y otras dolencias cuando se convirtió en depresión, e incluso suicidas. Después de mudarse fuera de la ciudad a la pequeña comunidad del lago Erie de Crystal Beach, Ontario., Sanford se siente mejor, y culpa a sus problemas pasados ​​en las ondas electromagnéticas. Para ella, no hay duda de la tecnología está tomando un peaje.”Sabemos que está ahí. No necesitamos la prueba “, dice. “Nosotros somos la prueba”.

Fuente:http://www2.macleans.ca/2011/10/13/refugees-in-their-own-land/                                                                                                                                                                                                                                                                                                   

El tener que huir de tu propia vivienda para salvar a los tuyos, es típico en el mundo animal de proteger a las crías ante una amenaza , pero con la gran diferencia que la amenaza, está producida por el mismo ser  humano, ¿a donde hemos llegado?, al extremo de tener que esconderse o huir para que no nos afecte , lo que nos hace la vida entre comillas más llevadera , más comunicativa, pero a que precio, a unos tratamientos de salud que muchos no podrán pagar, o un nicho esperándonos , tiempo al tiempo……                 

La legislación para estudiar los efectos de salud pública de los campos electromagnéticos propuesta por el representante estatal David Linsky, D-Natick, recibirá una audiencia el martes, 18 de octubre, antes de que el Comité Mixto de Salud Pública.

Linsky presentó el proyecto de ley después de enterarse de altas tasas de cáncer en algunos barrios del oeste Natick alrededor de los cables de alta tensión eléctrica.

“Varios residentes del oeste de Natick vino a mí y señaló que ha habido un número por lo general alta de residentes con cáncer en un barrio cerca de los cables de alta tensión”, dijo Linsky. “Yo no soy un médico o un experto en salud pública, pero está claro para mí que este es un tema de que necesita ser mirado. No sé de ningún otro barrio en Natick con esta tasa de frecuencia de cáncer “.

El proyecto de ley, de ser aprobada, se formará una comisión para estudiar e investigar los efectos en la salud pública y la seguridad de los campos eléctricos y magnéticos que emanan de cabeza u otros cables de transmisión eléctrica. Posteriormente, la Comisión presentaría un informe a la Asamblea Legislativa y hacer recomendaciones para que los campos eléctricos y magnéticos deben ser regulados.

“Mi equipo y yo hicimos una cantidad significativa de investigación sobre este tema, y ​​parece que cada vez hay más evidencia científica que demuestre un vínculo entre la salud pública y los campos electromagnéticos, especialmente en los casos de leucemia”, dijo Linsky.

Read more: http://www.metrowestdailynews.com/archive/x897730882/Proposed-legislation-will-study-electromagnetic-fields-and-cancer#ixzz1adFYrNaM

De hecho esto no ocurre siempre, que se legisle para que investiguen si los campos electromagnéticos de baja frecuencia producen cáncer,  porque no , es una buena noticia, después de ver por todos los países un aumento desproporcionado y desconocido del cáncer, y que por fin vean él efecto causa, de la contaminación electromagnética, y no como hasta ahora, que enfermedad igual a curación por tratamiento farmacológico, y no enfermedad igual a desaparición por prevención e información. Espero y deseo que no sea otra cortina de humo para decir que las autoridades cuidan de la población, ah se me olvidaba como siempre este tipo de noticias, no se porque, se producen a miles de km. tiempo al tiempo…….,